www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

La oposición venezolana no se rinde

sábado 17 de septiembre de 2016, 12:53h

A principios de septiembre, los venezolanos se echaron a la calle para exigir que de una vez por todas se ponga fecha al revocatorio. La marcha denominada “Toma de Caracas” fue un rotundo éxito, con la participación de más de un millón de personas, provenientes de todas las partes del país. Y ello pese a todos los obstáculos que puso el chavismo para impedirla. Ayer, la Mesa de Unidad Democrática (MUD) convocó varias manifestaciones bajo el rótulo de “La Cumbre del Pueblo”, que se desarrollaron en distintos puntos del país y cosecharon igualmente un gran éxito.

El retraso en el revocatorio está poniendo de manifiesto claramente que el chavismo controla el Consejo Nacional Electoral (CNE) que está continuamente dando largas con el evidente objetivo de que nunca se lleve a cabo. O, cuando menos, retrasarlo de manera que, aun sin Maduro, el poder quedase en manos del chavismo a través del vicepresidente, Aristóbulo Istúriz, quien ya ha asegurado que este año no habrá referéndum revocatorio. Maduro es consciente de que si se realiza no cosechará otra cosa que el rechazo de los venezolanos hartos de un presidente que ha ido intensificando su deriva autoritaria y quiere gobernar a base del permanente recurso al Estado de Excepción y Emergencia Económica, como ha vuelto a hacer Maduro esta misma semana, lo que le permite actuar a su antojo.

“La Cumbre del Pueblo” tenía también la finalidad de oponerse a la XVII Cumbre del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL) celebrada en la venezolana isla Margarita, y en la que el Gobierno ha gastado cerca de 200 millones de dólares, en “un show absolutamente innecesario, mientras que hay hambre en Venezuela”, como denunció el secretario general de la MUD, Jesús Torrealba. Nicolás Maduro prefiere ejercer de hospitalario anfitrión con amigos bolivarianos como Evo Morales, presidente de Bolivia, y Rafael Correa, presidente de Ecuador, o con mandatarios como el presidente de Zimbabwe, Robert Mugabe, que lleva treinta años en el poder.

Pero pese a todas las maniobras para que el revocatorio no se celebre, el chavismo no lo conseguirá. La oposición venezolana no se rinde y cuenta con el apoyo de los demócratas de todo el mundo. En nuestro país, miles de personas asistieron a una marcha solidaria con la de “Toma Caracas”, mientras que absolutamente magra, con poco más de 100 asistentes, fue la concentración convocada por Izquierda Unida en apoyo de Maduro y de la revolución bolivariana.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios