www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MOTOGP

Lorenzo da la espalda a Ducati: la victoria en Mugello no cambia nada

EL IMPARCIAL
martes 05 de junio de 2018, 01:34h
El piloto tiene claro que su futuro está lejos de la escudería que le ha despreciado.

"Este resultado no va a cambiar nada. Una parte de mí está triste, pues sé que con esta moto podía luchar por ser campeón del mundo y ganar con Ducati era algo muy especial", ha proclamado Jorge Lorenzo horas después de empezar a ver la luez después de un buen puñado de meses de oscuridad en la arriesgada apuesta que decidió acometer tras su último campeonato Mundial de MotoGP con Yamaha. El balear, sincero y frío como siempre, se bajó con celeridad de la euforia del triunfo en Mugello del domingo.

"Vine aquí (Ducati) para conseguir ser campeón y se invirtió mucho en mí. Intentaron cambiar la moto para adecuarla a mi estilo y no se ha conseguido ciento por ciento, ya que en algunas cosas no se ha creído en mí hasta ahora, pero desafortunadamente es demasiado tarde", prosiguió un piloto español que consiguió su primera victoria con la Ducati Desmosedici GP18 ofreciendo una lección de pilotaje en la casa d la escudería y de Andrea Dovizioso -la estrella del equipo, en el que se han volcado y de Valentino Rossi.

Lorenzo recalcó antes de este hito que su intención era seguir peleando por dearrollar la moto y aprender sus matices hasta lograr ser el mejor del mundo con Ducati. Siempre y cuando confiaran en él y creyeran en sus posibilidades. Pues bien, esto último es lo que el astro nacional ha percibido que ha desaparecido, sobre todo después de las declaraciones del dirigente Domenicali en las que aseguraba que estaban apostando todo a Dovizioso y buscaban a un segundo piloto de perfil bajo -dando por echo la baja de Jorge-.

Gigi Dall'Igna, Paolo Ciabatti y Davide Tardozzi quieren que se quede en el equipo, susurró un piloto español que acusó a "alguien más arriba" de no pensar del mismo modo y forzar la ruptura de caminos. "No hay mucho que decir para saber eso, pero no guardo ningún rencor ya que estar ocho o nueve años delante no es casualidad. Si lo hacía es porque era un buen piloto, era un campeón, y sólo necesitaba tener esas piezas que para mi estilo me iban a dar ese plus que me permitía mantener el ritmo hasta el final". "Y cuando las han traído ha funcionado", sintetizó, dolorido.

Le fue requerida una mayor explicación en ese terreno y el balear desarrolló que "como había dicho en Jerez son un par de piezas del motor y el supletorio en el depósito". Pero la alocución derivó con celeridad hacia las declaraciones de Claudio Domenicali sobre su continuidad. "Está acabado, es una cuestión de amor propio", se limitó a decir, cortante, sobre esas palabras del máximo responsable de Ducati. Ni se plantea seguir compitiendo para ese dirigente.

Y le fue puesta sobre la mesa la comparativa con Valentino Rossi. "Aunque no se hubiese conseguido la victoria, con todas las vueltas dadas como líder y la distancia con los vencedores en algunas carreras, sin esta victoria hubiese tenido también mejores números que Rossi", defendió antes de argumentar que "también es cierto que han sido diferentes épocas, ya que ahora hay muchísima más igualdad y, por el contrario, la Ducati es más competitiva".

"Pero hay mucha más igualdad, y eso hay que tenerlo en cuenta pero también que quizás la Ducati de Rossi era más complicada. Venía heredada de un Casey Stoner, que logró 25 victorias o no sé cuántas, así que la moto era ganadora", recalcó un piloto que ha confesado sentir "mucha felicidad, ya que conseguir ganar en casa de Ducati era un sueño y, finalmente, ha podido añadir esa muesca a su ilustre currículo. "La verdad es que tenía mis dudas, no por el ritmo ni por las sensaciones que tenía sobre la moto, sino por los neumáticos", admitió.

"Tenía dudas con el neumático delantero, por ese lado derecho, que se marcaba muy rápidamente. Pero la verdad es que ha sido genial estar primero desde el principio y pilotar pudiendo conservar ese lado derecho, si bien en esta ocasión creo que he cambiado mi estilo de pilotaje más que nunca en la carrera y eso ha dado sus frutos", zanjó el triple campeón del Mundial de MotoGP, del que la rumorología coloca en Yamaha de nuevo, a la espera de la evolución que todavía pueda experimentar en lo que queda de calendario.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios