www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EXPLORACIÓN ESPACIAL

La misión Gaia ayuda a conocer nuevos detalles sobre Europa, la luna helada de Júpiter

La luna joviana Europa, vista desde el espacio.
Ampliar
La luna joviana Europa, vista desde el espacio. (Foto: NASA)
jueves 25 de julio de 2019, 16:32h
En la próxima década dos misiones espaciales se dirigirán hasta el satélite joviano, del que se sospecha que alberga un immenso océano de agua bajo su gélida superficie.

El 31 de marzo de 2017, la luna de Júpiter, Europa, pasó frente a una estrella de fondo, un evento no muy habitual que fue capturado por primera vez por varios telescopios terrestres gracias a los datos proporcionados por la nave espacial Gaia de la ESA. Hasta ahora, durante ese evento, los observatorios solo habían logrado divisar dos de las otras lunas de Júpiter, Ío y Ganimedes.

Gaia lleva operando en el espacio desde finales de 2013. La misión tiene como objetivo producir un mapa tridimensional de nuestra Galaxia y caracterizar a las innumerables estrellas que conviven bajo el paraguas sideral de la Vía Láctea. Hasta el momento, ha sido inmensamente exitoso, revelando las ubicaciones y los movimientos de más de mil millones de estrellas.

Conocer la localización precisas de las estrellas que vemos en el cielo permite a los científicos predecir cuándo varios cuerpos en el Sistema Solar pasarán frente a una estrella de fondo desde un punto de vista determinado: un evento conocido como ocultación estelar.

Gaia no es ajena a tales eventos: la nave ayudó a los astrónomos a hacer observaciones únicas de la luna Tritón de Neptuno cuando pasó frente a una estrella distante en 2017, revelando más sobre la atmósfera y las propiedades de este satélite.

Las ocultaciones son enormemente valiosas porque permiten medir las características del cuerpo del primer plano (tamaño, forma, posición y más) y pueden revelar estructuras como anillos, chorros y atmósferas. Es como poner un planeta o satélite frente a una inmensa linterna para poder observarlo con mayor claridad.

Dichas mediciones se pueden hacer desde la propia Tierra, algo que Bruno Morgado, del Observatorio Nacional de Brasil y LIneA, Brasil, y sus colegas aprovecharon para explorar la luna Europa de Júpiter.

"Utilizamos datos del primer lanzamiento de datos de Gaia para pronosticar que, desde nuestro punto de vista en América del Sur, Europa pasaría frente a una estrella de fondo brillante en marzo de 2017, y para predecir la mejor ubicación desde la cual observar esta ocultación", explica Morgado, investigador principal de un nuevo artículo que informa sobre los hallazgos de la ocultación de 2017.

"Esto nos dio una maravillosa oportunidad para explorar Europa, ya que la técnica ofrece una precisión comparable a la de las imágenes obtenidas por sondas espaciales", añade.

Los datos de Gaia mostraron que el evento sería visible desde una banda gruesa que se abría desde el noroeste al sureste de América del Sur. Tres observatorios ubicados en Brasil y Chile pudieron capturar datos: se intentó un total de ocho sitios, pero muchos experimentaron malas condiciones climáticas.

De acuerdo con las mediciones anteriores, las observaciones refinaron el radio de Europa a 1561.2 km, determinaron con precisión la posición de Europa en el espacio y en relación con su planeta huésped, Júpiter, y caracterizaron la forma de la luna. En lugar de ser exactamente esférico, se sabe que Europa es un elipsoide. Las observaciones muestran que la luna mide 1562 km cuando se mide en una dirección (el llamado eje "semi-mayor" aparente), y 1560.4 km cuando se mide en la otra (el eje "semi-menor" aparente).

"Es probable que podamos observar muchas más ocultaciones como esta por las lunas de Júpiter en 2019 y 2020", apunta Morgado. "Júpiter está pasando por un parche de cielo que tiene el centro galáctico en el fondo, por lo que es mucho más probable que sus lunas pasen frente a estrellas de fondo brillante. Esto realmente nos ayudará a precisar sus formas y posiciones tridimensionales, no solo para las cuatro lunas más grandes de Júpiter, sino también para las más pequeñas y con formas más irregulares ".

Próximas ocultaciones

Próximas ocultaciones estelares en las cuatro lunas más grandes de Júpiter. (Fuente: ESA / Gaia / DPAC; Bruno Morgado)

Utilizando el segundo lanzamiento de datos de Gaia, proporcionado en abril de 2018, los científicos pueden predecir las fechas de futuras ocultaciones de estrellas brillantes por Europa, Io, Ganimedes y Calisto en los próximos años y enumeran un total de 10 eventos entre 2019 y 2021. Los eventos futuros incluyen estelares Ocultaciones de Europa (22 de junio de 2020), Calisto (20 de junio de 2020, 4 de mayo de 2021), Io (9 y 21 de septiembre de 2019, 2 de abril de 2021) y Ganimedes (25 de abril de 2021).

Tres ya ha tenido lugar en este 2019. Dos de ellas (Europa, el 4 de junio y Calisto el 5 de junio), también fueron observadas por los investigadores, aunque los datos obtenidos aún se encuentran bajo análisis.

Las próximas ocultaciones serán observables incluso con telescopios de aficionados en diversas regiones del mundo. La posición favorable de Júpiter, con el plano galáctico en el fondo, solo volverá a ocurrir en 2031.

"Los estudios de ocultación estelar nos permiten aprender sobre las lunas en el Sistema Solar desde lejos, y también son relevantes para futuras misiones que visitarán estos mundos", valora Timo Prusti, científico del Proyecto Gaia de la ESA. "Como muestra este resultado, Gaia es una misión enormemente versátil: no solo avanza nuestro conocimiento de las estrellas, sino también del Sistema Solar más ampliamente", agrega Prusti.

Un conocimiento preciso de la órbita de Europa ayudará a preparar misiones espaciales dirigidas al sistema joviano, como el explorador Juice de la ESA y el Europa Clipper de la NASA, cuyos lanzamientos están programados para la próxima década.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios