www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CONGRESO

PSOE, Podemos y partidos independentistas votan en contra de prohibir homenajes a etarras

El coordinador de Bildu, Arnaldo Otegi, y la portavoz en el Congreso, Mertxe Aizpiurua, informan este viernes en San Sebastián.
Ampliar
El coordinador de Bildu, Arnaldo Otegi, y la portavoz en el Congreso, Mertxe Aizpiurua, informan este viernes en San Sebastián. (Foto: EFE)
EL IMPARCIAL/Efe
martes 30 de noviembre de 2021, 20:03h

Casualmente, horas después de que el colectivo de presos de ETA anunciara el fin de los homenajes a excarcelados.

El PSOE y sus socios, Unidas Podemos y los partidos independentistas, como se esperaba, han votado en contra de la proposición de ley de Ciudadanos para prohibir los homenajes a los etarras excarcelados. Con la justificación de que es una iniciativa que se plantea en un contexto de "oportunidad política", de que, además, existe ya un marco legal y casualmente horas después de que el colectivo de presos de ETA anunciara el fin de los homenajes a excarcelados, los socialistas y sus socios de coalición junto al PNV, ERC y Bildu han votado a favor de que los etarras siguen manteniendo su costumbre de recibimientos públicos, masivos y festivos a los etarras que han salido de la cárcel. PP, Vox y Ciudadanos reprochan al Gobierno que pacte con Bildu.

Según Edmundo Bal (Cs), se ha conseguido el "retrato" del PSOE que buscaba en la votación a su iniciativa para prohibir los homenajes a los etarras, que esta formación ha decidido mantener pese a que algunos grupos de la izquierda creen que debía retirarla, después de que el colectivo de presos de ETA haya anunciado poner fin a estos recibimientos públicos.

En cambio para el PP, el Ejecutivo de Pedro Sánchez demuestra "auténtica miseria humana" por contar con el apoyo de Bildu para aprobar sus presupuestos, un partido que sigue, ha dicho el diputado Jaime Miguel Mateu, "hablando de presos políticos" y cuyo comunicado de presos es "una auténtica engañifa". Mateu ha lamentado que la iniciativa de Ciudadanos no fuera a salir adelante al considerar la mayoría del hemiciclo que "las víctimas del terrorismo son un estorbo". Antes, la portavoz popular, Cuca Gamarra,señalaba que s enecesita una legislación específica para acabar con estos homenajes y se preguntaba cómo es posible que el PSOE, un partido constitucionalista, no apoye esta iniciativa.

Igual de contundente ha sido la intervención del diputado de Vox Antonio Salvá, padre del guardia civil Diego Salvá, asesinado por ETA en Mallorca en 2009, que ha dicho al PSOE que tiene "las manos manchadas de sangre" por pactar, según él, con los herederos de la banda, Bildu. A su diputada Mertxe Aizpurua, Salvá le ha instado a que si su formación quiere que se "normalice" la convivencia, lo que debe hacer es condenar la violencia de ETA, que los casos sin resolver "salgan a la luz de una vez" y que pida perdón "a cada una de las víctimas". Para el portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, la negativa de los socialistas a respaldarla debería ser un motivo de reflexión si no para el PSOE, sí para sus votantes.

Aunque se sabía que la toma en consideración de la proposición de ley sobre la reparación integral de las víctimas no saldría adelante, el portavoz de Cs, Edmundo Bal, ha defendido su oportunidad y cree que no es casual que, justo ahora que ponen a disposición del Ejecutivo un instrumento jurídico para prohibir los homenajes, aparece este "panfleto" del colectivo de presos, que "facilita una excusa al PSOE para votar en contra". También ha cargado contra el diputado socialista Odón Elorza y le ha reprochado que piense, según él, que solo quien ha sufrido el terrorismo de cerca tiene legitimidad para hablar de ello. "No hay un carné de víctima señor Elorza", ha dicho el portavoz naranja y ha criticado que apele a "esas imágenes dantescas de ver a un compañero caído y sin embargo le haga la pelota a EH Bildu".

Desde el PSOE, su portavoz, Héctor Gómez, ha confirmado el no de sus diputados y ha tachado de "oportunidad política" el debate de esta proposición, que, aparte, tiene "muchas lagunas". Ha aprovechado para pedir a los partidos que dejen de estar constantemente sacando el tema de ETA para "atacar al Gobierno". El diputado socialista Patxi López se ha mostrado muy contundente contra el uso partidista del colectivo de víctimas. A juicio, existe un "campeonato en las derechas para ver quién insulta mejor al PSOE", en este caso con la excusa de una proposición de ley que "no tiene sentido" pues muchos de las propuestas ya están en la ley vigente.

En la bancada de los independentistas, el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, también ha rechazado la iniciativa naranja, aunque entiende que estos homenajes "chirríen", y ha advertido a Ciudadanos que este tipo de debates no le benefician porque fomentan su hundimiento electoral, ya que "el 'copyright' del salvajismo" contra el tema de ETA o el independentismo se lo ha quitado Vox. Ferrán Bel, del PdeCat, ve acertada la decisión de los presos y ha censurado que el PP, Vox y Ciudadanos se quieran aprovechar del "dramático dolor de las víctimas". La representante de la CUP Mireia Vehí ni siquiera ha entrado en esta cuestión porque considera que la sociedad vasca y la izquierda abertzale son autónomas para decidir cómo gestionar sus homenajes.

Íñigo Errejón, de Más País, ha sido uno de los que cree que la iniciativa de Cs debería decaer después "del paso valiente y generoso" del colectivo de presos, porque ya no hará falta, una idea compartida por Aína Vidal, de los Comunes, quien ha subrayado que la decisión de los presos de ETA llega tarde, pero llega y es un gran avance: "era bochornoso para las víctimas asistir a estos homenajes".

Cs acusa al PSOE de normalizar a Bildu

Al respecto, el diputado de Cs Guillermo Díaz Gómez ha acusado directamente al PSOE de perpetrar "el colmo de la miseria" al "descolgar" anoche el teléfono "para llamar a los asesinos y decirles que no quieren más homenajes en público" a etarras excarcelados. "A pocas horas que se debatiera esta iniciativa alguien ha descolgado el teléfono y le ha dicho a los etarras que los homenajes tienen que ser privados. Tienen ustedes -en referencia al grupo parlamentario socialista- bien engrasada su relación quid pro quo con Bildu", ha atacado el diputado de Ciudadanos en relación al anuncio este lunes del colectivo de presos de la banda de poner fin a los ongi etorri públicos.

Dura intervención de Díaz Gómez para defender en el pleno del Congreso la iniciativa de su partido de una ley de memoria, dignidad y reparación de las víctimas del terrorismo que incluye elevadas multas a quienes celebren homenajes a presos de ETA excarcelados y que no saldrá adelante, ya que PSOE y Podemos han anunciado su rechazo. El diputado ha aprovechado para afear las declaraciones la semana pasada del parlamentario socialista Odón Elorza que le reprochó que usara a las víctimas cuando no había conocido la violencia de ETA. "Sobre la ETA puede hablar cualquier ciudadano, de ETA puede hablar cualquier vivo", ha enfatizado antes de narrar que su padre era militar y que enterró a muchos asesinados. "No me vuelvan a desautorizar porque que no vengamos a contar aquí nuestra vida no significa que la tengamos. No hace falta tener permiso del PSOE para hablar de ETA", ha hecho hincapié.

Ha dejado claro que para el PSOE el problema es que cada vez que alguien habla víctimas del terrorismo se le acusa de usarlas cuando, en realidad lo que se pretende es que se deje de hablar de ellas y se "normalice" a Bildu. Ha comparado, además, los asesinatos de ETA con los de las trece Rosas o las violaciones si se presentara uno de los condenados de La Manada de Pamplona, obtuviera un escaño y respaldara los presupuestos a cambio de que el resto de condenados pro la violación múltiple de los sanfermines estuvieran en "cárceles más cómodas".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(1)

+
3 comentarios