www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

A caminar se aprende caminando. Intuición económica

miércoles 25 de junio de 2014, 17:32h
Yo no entiendo nada de economía, ¡Dios me libre! Pero el sentido común guiado por mi intuición, me dicta de vez en cuando alguna corazonada, impresión o incluso una idea en la que, por qué no, me gusta indagar y profundizar.

Ahora que todos los días hay un debate económico cuyo blanco o diana es el gobierno, antes de juzgar, a mí me gusta ver qué hacen los demás, y no me refiero a la oposición, sino a los demás países. Y va y resulta que Zapatero, en muchas cuestiones, hace lo mismo que Francia o EEUU. Pero a la oposición de aquí le parecen alucinaciones, disparates e improvisaciones. Mi sentido común me dice que los que improvisan sus argumentos (o más bien improvisan qué argumento repetir en cada ocasión) son los que no están en el gobierno.

Pero tengo otra intuición. Lo que no hacen en otros países es proteger los derechos sociales como se hace en España. Miren ustedes hacia EEUU. Y lo que me dice mi sentido común es que esa protección es cara. Y teniendo un sistema sanitario, de seguridad social y de educación más que aceptable, además de ser universal y estar protegiendo incluso en las coyunturas más adversas, hay muchos que creen que lo que se recauda para redistribuirlo es un abuso, como el que hace la sanguijuela cuando se nos adosa.

Mirando a los países con los impuestos más altos, me pregunto por qué nosotros no podemos ser como ellos. Para mi sentido común, a más recaudación del Estado, más Estado del Bienestar, más justicia social, mayor redistribución de la riqueza y mayor igualdad. Y si, va a ser que soy socialista, anacrónica, claro que sí, pero qué le vamos a hacer.

También es cierto, que en estos países que tanto pagan, también cobran más. Y quizá está ahí el quid de la cuestión, en España se paga mal a los trabajadores, no hay cultura de eso. Los beneficios se usan para otras cosas (ayer Ford se metió los suyos en el bolsillo y mandó a casa a la mitad de su planta catalana). Los capitalistas, como desde siempre, según me enseñaron en el colegio, en la España embotellada en catolicismo, son más vagos que en el norte de Europa, protestantes ambiciosos. Los primeros, según hacen sus montoncitos de moneditas, se tiran al sol con una cerveza en mano, y nada de reinvertir, que eso da mucho trabajo…y así andamos, anduvimos y andaremos. Los segundos, si un negocio va bien, prueban con otro y con otro y con otro…

Y como decía mi profesora de latín, a traducir se aprende traduciendo, y lo que es lo mismo, a caminar caminando. Pero como también dijo el poeta: Caminante no hay camino, se hace camino al andar. Claro que no, no hay camino, que hay que crearlo, como dijera el Nobel Bergson, no hay soluciones sino creaciones. El gobierno no tiene ni las unas ni las otras. La oposición tampoco.

Y buscando el camino no deberíamos caer en la misma piedra.

Tengamos esperanza.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.