www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Elecciones en el PSM

Más de tres décadas de socialismo madrileño, diecisiete desde la oposición

martes 28 de febrero de 2012, 18:54h
El Partido Socialista de Madrid-PSOE (PSM-PSOE), denominado Federación Socialista Madrileña (FSM) hasta julio de 2004, tiene sus orígenes en la antigua Agrupación Socialista Madrileña, que el 6 de febrero de 1977 decidió cambiar su nombre por el de FSM.
En marzo de 1977 la FSM celebró su I Congreso Regional y aprobó una declaración en la que manifestó que la línea política de la Federación era la aprobada en el XXVIII Congreso del PSOE, celebrado en noviembre de 1976.

Desde ese momento, centró sus esfuerzos en conseguir la unidad socialista en Madrid. Con tal fin, el 15 de mayo de 1977 se celebró el Congreso de Unificación Socialista de Madrid, en el que se acordó la unificación de Convergencia Socialista de Madrid -integrada en la Federación de Partidos Socialistas- dentro de la FSM.

En junio de 1977, tras convertirse el PSOE en la segunda fuerza política en Madrid en las elecciones generales, se incorporaron al partido militantes del PSOE, sector histórico, encabezados por José Prat, que fue elegido presidente de honor del Comité Regional del PSOE de Madrid y presidente de la Federación Socialista Madrileña, cargo que ocupaba en ese momento Juan Zarrias Jareño.

Tras un año de conversaciones, el 16 de mayo de 1978, la federación madrileña del Partido Socialista Popular y la FSM proclamaron la unidad orgánica de ambas federaciones.

En las primeras elecciones municipales tras la democracia (abril 1979), el PSOE fue el segundo partido más votado para la Alcaldía de Madrid. Como consecuencia del pacto entre el PSOE y el PCE, el socialista Enrique Tierno Galván se convirtió el 19 de abril en alcalde de Madrid.

A partir del III Congreso celebrado en 1981, en el que José Acosta fue elegido presidente y Joaquín Leguina secretario general, la FSM centró sus esfuerzos en dinamizar la organización con vistas a las elecciones de 1982 y 1983.

En mayo de 1983 se celebraron elecciones municipales y autonómicas. El PSOE obtuvo mayoría absoluta en la Asamblea y Joaquín Leguina se convirtió en el primer presidente de la Comunidad de Madrid, mientras que Enrique Tierno Galván fue reelegido alcalde de la capital.

El PSOE ganó las siguientes elecciones autonómicas y municipales (junio 1987), pero en mayo de 1989 perdió la alcaldía de Madrid cuando prosperó una moción de censura presentada contra Juan Barranco, que gobernaba el Ayuntamiento desde el fallecimiento en enero de 1986 de Tierno Galván.

Joaquín Leguina fue reelegido presidente de la Comunidad de Madrid en 1991, pero en la siguiente convocatoria electoral (1995) el PP obtuvo mayoría absoluta y el PSOE perdió la presidencia de la Comunidad.

En noviembre de 2002 (IX Congreso) Rafael Simancas fue elegido secretario general de la FSM y reelegido en el siguiente Congreso (2004).
Tras los resultados de los comicios autonómicos del 25 de mayo de 2003, en los que el PP logró 55 diputados frente a los 47 del PSOE y 9 de IU, estos dos partidos iniciaron negociaciones para formar un gobierno de izquierdas.

El 10 de junio, durante la sesión constitutiva de la Asamblea regional, la ausencia en las votaciones de dos diputados socialistas, Eduardo Tamayo y Teresa Sáez, dejaron en minoría al PSOE, que había pactado el apoyo de IU para gobernar en la Comunidad.

Tamayo y Sáez, que alegaron su disconformidad con los pactos de gobierno PSOE-IU para justificar su decisión, fueron expulsados del PSOE y conminados sin éxito a devolver sus actas al partido.

La "deserción" de los dos diputados dio lugar a una crisis institucional sin precedentes en la Comunidad y obligó a repetir unos comicios por primera vez en la historia de la democracia. Estas nuevas elecciones se celebraron el 26 de octubre y dieron la mayoría absoluta al PP, que obtuvo 57 diputados, frente a los 45 del PSOE y 8 de IU.

En julio de 2004 el X Congreso reeligió a Rafael Simancas como secretario general y aprobó cambiar el nombre de la FSM por el de Partido Socialista de Madrid (PSM), a propuesta de la agrupación de Vallecas liderada por el senador y ex alcalde de Madrid Juan Barranco.

Los malos resultados obtenidos por los socialistas en las elecciones del 27 de mayo de 2007 al Parlamento regional -donde perdieron dos diputados, a pesar de que el número de escaños de la Asamblea aumentó en nueve- así como las derrotas sufridas en importantes ayuntamientos de la región, incluyendo el de Madrid, donde perdieron tres concejales, abrieron una crisis en el partido.

Dos días después de los comicios, Simancas comunicó que continuaría al frente del PSM hasta el próximo Congreso Regional, aunque avanzó que no repetiría como candidato. Pero una semana después, el 4 de junio, anunció su dimisión como secretario general del partido, tras reunirse con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para comunicarle esta "decisión personal", derivada, dijo, de la necesidad de un Partido Socialista de Madrid "renovado y en plena forma".

Tras la dimisión de Simancas, el PSOE nombró a una comisión gestora, presidida por la ministra Cristina Narbona, que se hizo cargo del partido hasta la celebración de un congreso extraordinario el 27 y 28 de julio de 2007, que eligió a Tomás Gómez, alcalde de Parla, secretario general del PSM. En el siguiente congreso regional celebrado en septiembre de 2008, Tomás Gómez fue refrendado como secretario general del PSM-PSOE.