www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PARA ACENTUAR LA CRISIS ECONÓMICA, AMENAZA DE GUERRA EN IRÁN

lunes 05 de marzo de 2012, 12:20h
Barack Obama quiere la paz. Como todos. Pero ante la amenaza iraní en Ormuz garantizó ayer a Israel que “no habrá un Irán con armas nucleares”. Si Ahmadineyah y el vencedor de las elecciones persas, Jamenei, persisten en su política, la guerra se hará inevitable. Israel bombardeó Irak en 1989 y liquidó las instalaciones atómicas de Sadam Hussein. Ahora es más difícil. Irán ha diversificado sus plantas atómicas y las ha hecho subterráneas. Además una de esas instalaciones está en el estrecho de Ormuz por donde navega un porcentaje sustancial del petróleo que abastece a Occidente.
Desde la guerra de los seis días, Israel no tolera que ningún país islámico disponga de un aparato militar superior al suyo. Ahmadineyah ha declarado públicamente en cuatro ocasiones que borrará del mapa el Estado de Israel. No se trata de una especulación. Lo ha dicho. Y, claro, Netanyahu le ha expuesto las cosas claras a Obama: “O atacas tú, o ataco yo. Si la aventura atómica de Irán va adelante, el bombardeo de las instalaciones atómicas persas es imprescindible e inevitable”.
Y en eso estamos. Las elecciones persas han endurecido la situación. Ni un resquicio para la moderación y la flexibilidad. Obama tiene las elecciones a la vuelta de la esquina. No se puede permitir la acción armada. Irán se frota las manos. Si Obama no se decide a neutralizar el desarrollo nuclear persa, Israel bombardeará. Es una cuestión de supervivencia.
Y, claro, la crisis económica que está saliendo del túnel se acentuará hasta extremos muy difíciles de calcular. Las cosas se le pueden poner a Mariano Rajoy mucho peor de lo que imagina. Confiemos, en fin, en que se imponga el buen sentido y las autoridades iraníes bajen la guardia que, hoy por hoy, mantienen en alza.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.