www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

LA CORRUPCIÓN DEL PSOE ANDALUZ DE CARA A LAS ELECCIONES

jueves 08 de marzo de 2012, 14:27h
La experiencia demuestra que, salvo circunstancias excepcionales, los escándalos de corrupción no influyen en los resultados electorales. El PSOE aireó hasta la náusea los casos Camps en Valencia y Gürtel en Madrid. El resultado fue que el PP arrolló por mayoría absoluta en ambas comunidades.
Javier Arenas hace bien en agitar el caso Ere y la declaración de Guerrero que implica a Chaves y a Griñán. Pero no debe centrar en esa aberrante corrupción su campaña electoral. Los votos le lloverán por su honradez personal, por su capacidad política, por la seriedad y la solvencia del Partido Popular. Y, sobre todo, por el desastre del Gobierno zapatético y las torpezas de Griñán al frente de la Junta andaluza. Un sector muy amplio de la opinión pública está harto de la incompetencia y la ligereza del gobierno andaluz.
Parece llegada la hora del cambio en Andalucía después de tres décadas de monopolio socialista, gracias en gran parte a la política del PER. El PP ganará las elecciones. Sin embargo, si quiere gobernar necesitará obtener mayoría absoluta o quedarse muy cerca de ella para que, con la aportación de Rosa Díez, se haga posible el dominio de la Junta. En otro caso, tendremos Frente Popular en Andalucía. Y serán muchos los que digan: “Virgencita, mejor me hubiera quedado como estaba”. De todas formas, las encuestas hasta el día de hoy son inequívocas. Arenas vencerá por mayoría absoluta. Vamos a comprobar en unos días si las urnas coinciden con las encuestas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.