www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

EL PRESIDENTE, ERRE QUE ERRE

sábado 12 de abril de 2008, 21:28h
Ha ganado las elecciones sin 11-M. Ya no es el presidente por accidente. Le ha ido muy bien. ¿Por qué iba a cambiar? Aznar declaró durante la campaña electoral que Zapatero hacía la política de izquierda más radical de Europa. Que se lo digan a Llamazares y a Carod Rovira. Les ha robado los votos a cestos llenos. Ha dejado escuálidos además a los pequeños partidos sin representación parlamentaria. Entró a saco en los desvanes de los votos ultras de la izquierda y arrampló con todos los que pudo. El millón de votos que sacó al PP se lo birló, no al centro reformista, sino a las formaciones de extrema izquierda.

Y, claro, al hacer el Gobierno ha mantenido en él, aparte los moderados Solbes y Rubalcaba, a los más radicales. Zapatero, erre que erre. No va a cambiar. Ha tendido la mano a Rajoy, a ver si el líder popular muerde el anzuelo y deja de picotearle con las manifestaciones callejeras que tantas incomodidades le produjeron en la pasada legislatura.

La política radical, en todo caso, se mantiene erecta. Lo comprobaremos sobre todo en Educación que es donde Zapatero librará su gran batalla contra la Iglesia enemiga. Impondrá de forma totalitaria la Educación para la Ciudadanía, haciendo como el dictador Franco con su Formación del Espíritu Nacional. Además lesionará económicamente todo lo que pueda a los colegios religiosos.

El nuevo Gobierno no admite duda. Más de lo mismo. Prudencia en la economía y en la seguridad pública y radicalidad en lo demás. Zapatero puro y duro.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.