www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RAJOY LA EMPRENDE CON LAS EMPRESAS PÚBLICAS

viernes 16 de marzo de 2012, 13:00h
La inmensa mayoría de las 4.000 empresas públicas creadas por el Gobierno, las autonomías y los ayuntamientos, son una camelancia sin otra función que colocar en ellas a los amiguetes, parientes y paniaguados de los partidos políticos y los sindicatos. Las pérdidas acongojan, sobre todo, porque se sufragan a través de los impuestos con que la clase política sangra a los contribuyentes. Deben ya 57.570 millones de euros.
Rajoy ha decidido emprenderla con las empresas públicas deficitarias. Y va a cerrar 26 para aligerar la estructura del Estado. Me parece una insuficiente decisión, una exigua decisión. Lo que debería hacer el presidente, y anunciarlo a bombo y platillo, es que no por razones de austeridad sino por sentido de la realidad, se terminaron las mamandurrias y al menos 3.000 de las 4.000 empresas públicas dormirán en un par de meses el sueño de los injustos.
El ciudadano medio está hasta los mismísimos dídimos de las tropelías de la clase política y de la clase sindical. Las empresas públicas, salvo excepciones, constituyen un abuso de los partidos políticos, del que se benefician también los sindicatos. Abuso pagado por los ciudadanos. No quiero regatear el elogio a la decisión de Rajoy. El presidente se merece el aplauso. Pero 26 empresas solo, me parece una finta. El Gobierno del PP tendrá que entrar más a fondo en una cuestión que es sangrante, entre otras razones porque el despropósito de las empresas públicas ha sido cometido también por las autonomías y ayuntamientos regidos por los populares. Hay excepciones, claro, pero casi todos han tirado la primera piedra. Bien por Rajoy y su decisión, pero con reservas. Hay que coger el toro por los pitones y lidiar más a fondo la situación.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.