www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RAJOY ESTÁ ATURDIDO

domingo 13 de abril de 2008, 21:30h
Rajoy ha mordido el anzuelo de los pactos de Estado. Como en su partido andan a la greña por la sucesión, ha pensado que la mano tendida de Zapatero le robustecería. La primera bofetada que el presidente sonrisas le ha propinado ha sido clamorosa. En lugar de nombrar algún ministro propicio para el diálogo y el entendimiento con el PP, Zapatero ha endurecido su oferta gubernamental, robusteciendo a los ministros que más duramente golpearon al PP en la anterior legislatura.

Rajoy ha reaccionado de forma aturdida. No ha saltado a la yugular del creído Zapatero, que se mueve exultante en una nube. Ha juzgado al nuevo Gobierno con palabras merengosas, diciendo que espera del ejecutivo recién nombrado “que no se equivoque en las prioridades”.

“Le falta pegada”, dicen en las cenas privadas muchos dirigentes del PP que en público ensalzan a Rajoy. Yo no sé bien lo que le falta al líder popular. Pero no se puede responder a la bofetada zapateresca exhibiendo la otra mejilla con cara de compungida resignación cristiana.

“Zapatero ha mentido una vez más. Su política es la del engaño y el embuste. Si de verdad quiere pactos de Estado para solucionar los grandísimos problemas que tiene planteados España, debería haber hecho un gesto con la destitución de ministros como Bermejo y el nombramiento de hombres de centro izquierda propicios a dialogar con el centro derecha”. Esto debería haber declarado Rajoy en lugar de la fruslería de “que no se equivoque en las prioridades”, una frase que parece extraída con sacacorchos de la época tecnocrática de López Rubio.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.