www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

La carrera hacia al Eliseo (V)

viernes 20 de abril de 2012, 21:26h
Francia vota el domingo 22 de abril. La primera vuelta de las elecciones presidenciales tiene un objetivo: seleccionar a los dos competidores de la segunda vuelta. Pero tiene un significado político con la expresión del voto por parte de los franceses. ¿Qué se puede esperar del voto de este domingo?

Desde el 21 de abril de 2002, cuando el socialista Jospin fue derrotado in extremis por el ultraderechista Le Pen, los observadores y comentaristas de la vida política temen unos resultados sorprendentes. ¿Pueden esperarse sorpresas para este 22 de abril?

Los sondeos – que valen lo que valen, pero que en general apuntan bastante bien – ven a François Hollande y Nicolás Sarkozy calificados.

Sus intenciones de voto oscilan entre 26 y 29% para el primero, entre 24 y 28% para el segundo. Puede que los resultados sean ligeramente distintos (más bajos para los dos): pero la tendencia parece establecida.
La lucha más feroz se juega entre Marine Le Pen y Jean-Luc Mélenchon. La primera ha retomado el combate de su padre, pero modernizando su partido el Front National, e intentando sacarlo de su espacio ultraderechista para llevarlo a ser una expresión populista. Jean-Luc Mélenchon, antiguo miembro del Partido Socialista, ha apostado por resucitar el comunismo democrático y enfrentarse directamente a Le Pen para el voto popular. Hoy por hoy, los sondeos les otorgan entre un 13 y 17% para la primera y un 12 y 15% para el segundo.

Esta batalla para la tercera plaza es importante. Que Le Pen consiga más del 17% del voto y la recomposición de la derecha tras la derrota de Sarkozy pasará por ella también. Que Mélenchon esté alrededor del 17% y la fisonomía de la izquierda será cambiada… como también la dinámica de la segunda vuelta. Para Sarkozy, cuanto más alto estén Le Pen y Mélenchon, mejor para él. Para Hollande, cuanto más alto este él, mejor…

La opción centrista y razonable de Bayrou parece estancada alrededor del 10%. Tras una campaña difícil, Bayrou no ha conseguido romper el molde de la bipolarización derecha-izquierda que sigue siendo la suma divisio de la vida política francesa (pero no del deseo de los franceses: una paradoja que el voto acentúa en vez de resolver).

Quedan los “pequeños candidatos”: dos de extrema izquierda (Poutou y Arthaud), una ecologista (Joly), un soberanista (Dupont-Aignan) y un outsider algo excentrico pero simpático (Cheminade). Cuatro de ellos han sabido utilizar la campaña oficial para hacer llegar sus ideas y, al gozar del privilegio de ser opciones muy secundarias, han podido hablar con claridad y naturalidad. ¿Cuál será el resultado de estas intervenciones? No cambiará el rostro de la elección sino marginalmente. Pero que el conjunto de estos candidatos llegue al 7% o al 12%… y los equilibrios internos pueden cambiar. A estas cifras habrá que añadir el nivel de participación que se vaticina más bien en la horquilla baja (70-74%). También ahí puede haber efectos significativos.

Pase lo que pase, los resultados nos darán una fotografía del desconcierto francés. El voto será seguramente bastante fragmentado (y quizás algo igualado). No creo yo que esta primera vuelta nos de muchas sorpresas no previstas, pero si resultados atípicos y que traducirán las angustias y esperanzas de la sociedad. Lo que tendremos que lamentar es que la campaña no habrá servido para dar nacimiento a una voluntad común de recuperación. La campaña en eso no habrá sido pedagógica… y no habrá sido útil. Había que explicar a los franceses sus perspectivas de los próximos cinco años… y nos han dado un espectáculo mediático.

Le deseo mucha suerte y mucha inteligencia al próximo inquilino del Eliseo para después saber llevar un pueblo atomizado, dividido y cansado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.