www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RESEÑA

Reinaldo Arenas: Necesidad de libertad

Reinaldo Arenas: Necesidad de libertad. Point de Lunettes. Sevilla, 2012. 375 páginas. 16 €
Entre abril y octubre de 1980 miles de cubanos partieron hacia el exilio desde el puerto de Mariel. Eran personas que, como otras muchas anteriormente, habían llegado al punto de preferir una muerte casi segura al horror en que se habían convertido sus vidas. Entre ellas estaba el escritor Reinaldo Arenas, que recoge el testimonio: “Atrás quedaban veinte años de nuestras no-vidas, vividos bajo una misma consigna, un mismo estado, una miseria y una represión siempre en incesante. Veinte años de los cuales los últimos diez podrían resumirse en un sólo año, en un sólo día, en un sólo instante presente, incesante, reiterativo, fatigoso e ineludible”. Años atrás, en 1958, también como muchos, Reinaldo Arenas quiso alistarse al Movimiento 26 de Julio, liderado por Fidel Castro desde Sierra Maestra. Queda por conocer realmente la historia de Cuba en este intermedio, la realidad de aquellos que, a partir de un cierto momento, comenzaron a ser espiados, a sufrir vejaciones, cárcel, tortura… por delitos como los de defender la propia condición sexual, opinar, reunirse libremente, viajar... o escribir.

“Diversionismo ideológico / Sección quinta / Artículo 103 / 1. Incurre en sanción de privación de libertad de uno o ocho años el que: / 1) incide contra el orden social, la solidaridad internacional o el Estado socialista, mediante la propaganda oral o escrita en cualquier forma; 2) confecciones, distribuya o posea propaganda del carácter mencionado en el inciso anterior”. ¿Qué hacer con la propia conciencia cuando se leen testimonios tan apabullantes en su verdad? “¿Cómo escribir, después del infinito?... ¿Con qué valor hablar del más allá?... ¿Cómo hablar del no-yo sin dar un grito?”, se preguntaba César Vallejo.

Necesidad de libertad es la fiera expresión de lo que anuncia su título. Y está compuesto por una gran variedad de documentos, cartas y artículos diversos. Todos recogen, desde su experiencia personal, una airada invectiva contra el régimen castrista. Es el resultado de un compromiso y la espita de una enorme indignación. Para nuestra sociedad actual, esa necesidad se convierte en necesidad de saber, de no estar adormecida, de no rehuir el compromiso con la defensa del derecho primordial del hombre: la libertad, pues, como dijo Cervantes, “con ella no pueden igualarse los tesoros que encierran la tierra y el mar: por la libertad, así como por la honra, se puede y se debe aventurar la vida”.

Arenas habla con pasión, con sorna mordaz, y sabe que “decir verdad ha sido siempre un acto de violencia” y que “la verdad, la simple, la escueta, la pura verdad se ha convertido en una palabra subversiva, prohibida o de mal gusto. Se prefiere la caballerosidad canallesca en lugar de la sinceridad y el desenfado”. Hay que agradecer a los que fueron los más cercanos amigos de Arenas, el pintor Jorge Camacho (1934-2011) y su mujer Margarita, herederos también de su legado cultural, y a la editorial Point de Lunettes, la edición de estos documentos desgarradores, y de un volumen anterior, Cartas a Margarita y Jorge Camacho (1967-1990) (2010), complemento al presente texto. Los he leído con enorme avidez y con creciente estupor, y considero que su lectura es, sin lugar a ningún tipo de duda, imprescindible. Y que, como dice el autor, “nos aliente siempre, en un mundo conminado por la estupidez, el oportunismo, la cobardía, la vileza, la bobería y el crimen, la dicha de perecer prisioneros de una indignación legendaria”.


Por Inmaculada Lergo
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.