www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

La carrera hacia al Eliseo (VI): El día después

domingo 22 de abril de 2012, 22:04h
Hollande y Sarkozy están calificados para la segunda vuelta del próximo 6 de mayo. Con un poco más del 28% para Hollande y un poco menos del 26% para Sarkozy (según los datos de que disponemos a esta hora de la noche electoral del domingo), los resultados se asemejan a lo que los sondeos habían vaticinado. El dato importante es que Sarkozy es el primer presidente saliente que no sale primero en la primera vuelta. Se consuelan sus seguidores diciendo que en el resto de Europa, las elecciones han barrido a los salientes… y no es el caso. Habría que recordarles que el PSOE perdió con el casi 29% de los votos… 26% para un presidente saliente es un mal resultado, digan lo que digan, sus consejeros políticos. Sarkozy paga un error estratégico. Estaba convencido que, siendo el único candidato de la derecha, acabaría forzosamente primero. Tal había sido su apuesta ganadora de 2007. A partir de ahí, un exceso de confianza. La derecha francesa siempre ha sido plural. Un liderazgo caudillista no le conviene… a no ser que uno sea el General de Gaulle ¡que no era un Caudillo! Sarkozy hubiera tenido que cuidar sus aliados o fabricarlos. Sin embargo, estoy convencido de que Sarkozy está convencido de haber tenido razón. En el caso de la presencia de otro candidato de derecha liberal, Sarkozy hubiera podido quedar tercero…

El sábado habíamos escrito que la batalla para la tercera plaza es importante y que si Le Pen conseguía más del 17% del voto, la recomposición de la derecha tras la derrota de Sarkozy pasará por ella también. Mélenchon, el candidato comunista, ha sufrido un duro revés. Los sondeos predecían un resultado más alto (14-15%). Se queda tres puntos por debajo, pero sobre todo 7-8 puntos por debajo de la ultraderecha populista cuando su objetivo era igualar o adelantar al Frente Nacional. Ahora Marine Le Pen va a apostar fuerte por la derrota de Sarkozy, derrota histórica de la derecha francesa.

Hoy por hoy, la derecha solo controla 1 de las 22 regiones de Francia, menos del 30% de las grandes ciudades y 38 de las 100 diputaciones provinciales. En septiembre de 2011, perdió la mayoría en el Senado. Si Hollande gana (y ganará), la derecha perderá las elecciones legislativas… Los ajustes de cuentas en la derecha francesa van a ser sangrientos. Con Marine Le Pen como espectadora.

¡Cuidado¡ No se trata de un espectáculo. Se trata de una reconfiguración de la derecha con la perspectiva de la consolidación de una fuerte corriente populista. El populismo es en Europa la perspectiva de futuro… Es el resultado de una crisis que no acaba.

También escribí el sábado que la primera vuelta no iba a darnos muchas sorpresas no previstas, pero si resultados atípicos y que traducirían las angustias y esperanzas de la sociedad. Los resultados han revelado un pueblo atomizado, dividido y cansado. Lo malo es que el cansancio se está apoderando de los países de Europa uno por uno… La crisis acaba de empezar… Francia sigue anclada en su propia crisis de identidad. El 20% del voto conseguido por Marine Le Pen es un síntoma realmente estremecedor.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.