www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RAJOY, DURÁN LLEIDA, LOS PRESUPUESTOS

miércoles 25 de abril de 2012, 14:09h
A dirigentes muy destacados del Partido Popular les preocupa la incapacidad de Mariano Rajoy para establecer alianzas. Parece absurdo que el presidente del Gobierno se quedara solo en el debate sobre las enmiendas totales a los Presupuestos del Estado. Si hubiera negociado sin que sus propuestas se llevaran adelante habría que aceptar la realidad. Pero no ha sido así.
Que Durán Lleida no ha mentido me parece claro. El Partido Popular ha confeccionado los Presupuestos Generales del Estado sin negociar, ni siquiera conversar, con Convergencia. Solo en las últimas horas, al advertir Montoro la magnitud de su soledad, trató de arreglar la situación. Es evidente que Rajoy debió negociar con Mas y con Durán hace un mes el alcance de los Presupuestos, esforzándose por conseguir el apoyo del partido que gobierna en Cataluña. Sin embargo, ni lo ha intentado. No es ese el procedimiento. La mayoría absoluta otorga a Mariano Rajoy la seguridad de que sus decisiones triunfarán en las votaciones del Congreso. Pero la gran política es mucho más que aritmética a secas. Una negociación discreta y hábil a tiempo habría fructificado en resultados políticamente convenientes para la imagen del Gobierno y para la estabilidad de España. Hasta la aprobación final de los Presupuestos queda mucho trecho por recorrer y es de esperar que Rajoy y Montoro habrán aprendido la lección y gastarán algunas horas de su tiempo en negociar con los otros partidos, que en eso consiste el aliento de los políticos para ser verdaderamente grandes.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.