www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

FRANCIA DICE NO AL DOMINIO ALEMÁN

lunes 07 de mayo de 2012, 11:13h
Sarkozy se dejó dominar por Angela Merkel. En los últimos años, la Alemania vencida en la II Guerra Mundial se alzó con el control de la Europa unida. Era la venganza de la Historia, la satisfacción del orgullo del pueblo germano. Italia, España, Grecia, Portugal e Irlanda se tuvieron que someter expresamente a los dictados económicos de Angela Merkel. La Francia de Sarkozy podía haber jugado un papel clave entre la Europa del euro y el Reino Unido. No supo hacerlo. El presidente francés tenía la inteligencia deformada por su inextinguible vanidad.

La mayoría de los franceses estaba en contra de la prepotencia alemana y, en gran medida, se sentía agobiada por la política de austeridad. A pesar de los recelos que el socialismo derrochador y manirroto despierta en muchos sectores del pueblo, la ciudadanía le ha dado una nueva oportunidad. El riesgo que la elección de Hollande supone en el mundo económico ha despertado la alarma de los sectores financieros más cualificados de Europa y Estados Unidos. Si Francia no se mantiene en la austeridad, que es, por cierto, compatible con un moderado crecimiento, se puede producir la fractura de la zona euro.

La victoria socialista hay que analizarla con prudencia. Es posible que Hollande haya aprendido de errores pasados y muy especialmente de los que cometió Zapatero. Ojalá sea así. Los que le conocen bien aseguran que es un socialdemócrata. En otro caso, Europa deberá enfrentarse a la incertidumbre y la posible fractura. El despilfarro del dinero público, el gastar más de lo que se ingresa, tan unido a las administraciones socialistas, no puede cruzar ciertos límites, porque estalla la crisis. Los sectores más serios de Europa y de Estados Unidos pondrán la lupa sobre las primeras medidas de Hollande.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.