www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Camina, dando tumbos, pero no revienta

domingo 27 de mayo de 2012, 19:10h
Luchando contra las sustituciones y la falta de espectáculo San Isidro sigue su curso.
“En el tipo de la casa”: sustituciones obligadas por cogidas, ganaderías bajo mínimos, remiendos incompresibles como en la novillada de Fuente Ymbro (del popurrí no salió un mal encierro) y cierto desgaste y desesperanza en el público.

Con todo y con ello esta semana ha registrado un 93,60% de ocupación, pero habrá que extrapolar datos de cierta relevancia: si bien las corridas estrellas de martes y miércoles estuvieron condicionadas por la devolución, las sustituciones de Fandiño por Castella y Talavante por Cayetano cayeron bien, pero sobre todo el miércoles, con Morante en el cartel no hubo demanda como antaño, lo mismo el martes, pese al lleno con El Cid y Perera (más el mentado Fandiño).
Preocupante las más de quinientas personas que faltaron el jueves para la reaparición de Castella, Luque y la confirmación de Silveti.

El espectáculo, como siempre, estuvo ayer sábado con las figuras del rejoneo. No pudo ser más por culpa de los rejones de muerte y el mansote y desigual comportamiento de los toros de Los Espartales.
Diego Ventura abrió la Puerta Grande con las dos orejas de su primero y Hermoso de Mendoza, en actuación de importancia, le arrancó la oreja a su primero.
Para ello, y me alegra comentarlo, además de las brillantes actuaciones de los caballeros tuvo que sumarse un palco (Manuel Muñoz Infante) con sensibilidad y tacto, ecuanimidad y presidir a favor del espectáculo, sin concesiones frívolas pero con equilibrio. Sentido de la ubicación, respetando al público. Supo ver la importancia de la faena de Pablo a toro manso para con los pañuelos justos dar la oreja. Luego, no se refugió en esperar a dar la primera a Ventura para ante la petición de la segunda, a tiempo, no temblarle el pulso para concederla, pese a las dos "desclavadas" de banderillas. Lo pidió el público atendiendo a la labor de conjunto.

No comenzó mal la semana, lunes, pese al “descalzaperro” y mestizaje de la corrida anunciada de Bañuelos, al final tres toros devueltos y cinco hierros, un buen sobrero de Carmen Segovia y la bravura del 4º de Bañuelos en el caballo (ahí se quedó) son de destacar en tarde de llamada de toda atención de Morenito de Aranda, espléndido de expresión, muy decidido y con ganas que se le abran puertas, su calidad y concepto puro del toreo ya lo conocemos. Cortó la única oreja de la semana, la tercera en toda la feria de matadores de a pie.

Una brizna de esperanza, brotes verdes, hubo el martes con la corrida de Alcurrucén, la mejor de lo que va de feria, lo que no tendría mayor relevancia; es que fue muy bien presentada y buena en líneas generales, muy encastada; ¡este es el toro de Madrid!
Nula la de Juan Pedro, a penas un toro de Cuvillo y lo comentado de la novillada donde lo más preocupante es ver el estado de los novilleros, quieren pero poco saben y menos pueden; y eran tres de la cabeza del pelotón.

Con gafe y sin gafe la botella de este San Isidro 2012, hasta el momento, no permite, objetivamente, verla ni siquiera medio vacía. Sí, subjetivamente, “un culín” de poso y mosto; “madre”.

Contado lo de Morenito de Aranda, la semana ha sido de Castella…y luego Perera.

Castella (“Napoleón”) culminó, sin espada, una feria de sangre y gloria e hizo, probablemente –y hasta el momento- la faena más completa y mejor al buen toro de Cuvillo.
Sirve, junto al serio arrimón, esta vez con más cabeza que corazón, de Perera (con el lote de Alcurrucén más deslucido) para ampliar el raquítico grupo de élite de las figuras que sirve de reclamo para tirar del público a medrar por los alrededores de las taquillas.

Esperanzadora confirmación de Juan Pablo Sánchez como el beneficio de la duda, por falta de fortuna con su lote, para el otro novel mexicano Diego Silveti.

Toda vez que El Cid se conforma con la zona templada (se le respetó con cariño pese a tener lote que nos recordara a El Cid de no hace mucho, al menos el 4º Alcurrucén) y la espera para que le salga el toro ¿Juan Pedro? a Morante (a penas media docena de lances dispersos, un par de medias y un quite “del pendón” interruptus) parece demorarse.
Sin noticias de Ponce y con José Tomás anunciando campaña de perfil bajo y por goteo, nos quedaba poco en que refugiarnos: Juli, Manzanares….
Melancólico, aunque correcto, Talavante con la “pedrada de Juan”.
Por ello, quizá no sea mucho pero valoremos la dimensión que supone lo de Castella y Perera en esta feria. Y a Perera le queda otra el próximo martes.

A Fandiño le pesó torear con dos compañeros no habituales y aunque muy dispuesto anduvo ansioso toda la tarde, acelerado en el bueno de Alcurrucén y algo inquieto y desnortado en el “malo”, que, curiosamente, hasta ahora era su registro.
Tarde en que la tauromaquia de Luque, una vez ya no sorprenden las ganas y los arrimones, “no es de este ruedo”.

Zotoluco no hizo ruido y Urdiales, serio pero sin el toro que necesita para romper, fue el lunes y parece hace un siglo.

Una semana, esta mía en elimparcial.es que alboreó entre tormentas, material eléctrico, rayos y centellas; agua a mantas. Tronando el cielo y abriéndose las carnes del que dicen es el mejor piso plaza del mundo.

El domingo “dantesco” de “Guardiolas” puso a prueba, al límite, la profesionalidad y la vergüenza torera de un Fundi en despedida, un Uceda veterano (que no pasaron de nada) y un Rubén Pinar a por todas.
Una semana después no se me van de la cabeza las secuencias de imágenes de más de dos horas de heroicidades, no todas, puntualmente, suficientemente comprendidas y valoradas.

A El Fundi le sonaron los amargos tres avisos. La empresa no dudó, diligente, y supongo que con la mejor voluntad, en apresurarse a anunciar el ofrecimiento de la Feria de Otoño para que el de Fuenlabrada pudiera tener su despedida, no digna, demagogia pura, sino como se merece. El matiz no es baladí.

¿En otoño? ¿Cómo? ¿Con la ganadería de Escolar y compañeros habituales de más de cinco lustros de fatigas para que resultase una cosa familiar e íntima? O ¿convencer a Juli, Manzanares, Talavante con una corrida de “ellos” para arropar al maestro en fecha tan marcada?

El Fundi, es nacido, criado y vivido en Fuenlabrada, que por el momento es provincia de Madrid y no una pedanía de Triana

Doña Esperanza Aguirre
Presidenta de la Comunidad de Madrid:

Puesto que la corrida de Beneficencia la ordena usted pese a correr con las pérdidas la empresa, pero la ordena usted, según reza el pliego
¿le importaría ordenar (aunque fuera a cargo del suculento canon) que pusieran dos toros más para la inclusión de El Fundi y tuviera de verdad la despedida que se merece en la corrida más importante del año en Madrid?

Me contesta, Sra. Presidenta.

O mejor contéstele a la afición y a El Fundi le de una explicación convincente….

Si es que la tiene, que me temo que no…Sra. Presidenta.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.