www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Análisis

Capriles y Chávez: las dos caras de Venezuela

viernes 15 de junio de 2012, 12:26h
Esta semana comenzaron a encenderse los motores para las presidenciales en Venezuela tras la formalización de las inscripciones de los principales candidatos que se medirán en los comicios generales de 7 de octubre, en donde el actual jefe de Estado, Hugo Chávez optará por la tercera reelección consecutiva, frente al exgobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, quien se ha convertido en la carta de presentación de una rejuvenecida oposición venezolana.
El 7 de octubre más de 18 millones de venezolanos están citados a las urnas de votación para elegir o reelegir presidente. Esta semana comenzó la cuenta atrás con la inscripción oficial de sus principales candidatos al Consejo Nacional Electoral (CNE), en la que tanto el actual gobernante, Hugo Chávez, que aspira a un tercer mandato consecutivo, como el representante de la oposición, Henrique Capriles, hicieron alarde de fuerza con sendas concentraciones multitudinarias.

Amos representan las dos caras de un país que durante 13 años ha estado marcado por una profunda polarización política, que se divide entre el modelo del denominado socialismo del Siglo XXI, impulsado por un omnipresente Chávez; líder- al parecer- insustituible de la llamada “revolución bolivariana”; y el centrismo a la “brasileña” que apuesta por lo social sin renunciar al libre mercado, que propone el exgobernador del estado Miranda.

Pero los contrastes que comienzan a evidenciarse en el alba de la carrera electoral venezolana, no sólo va de la semántica ideológica y colores políticos.

La convalecencia de Chávez del cáncer que padece desde hace un año, no ha beneficiado la imagen del mandatario de cara al electorado, frente a un Capriles que se muestra joven y en plena forma física para plantarle cara al reto de gobernar la nación petrolera, que actualmente hace frente a una inflación de 27,6% y a una de las tasas de homicidios más elevadas de América Latina, con 19.336 muertes en 2011, según datos del Observatorio Venezolano de la Violencia (OVV).

También la gestión del mandatario suramericano sufre las odiosas comparaciones con la de su contraparte opositora.

Mientras el gobierno del teniente coronel retirado ha destinado millonarios recursos en subsidiar a socios regionales, sumado a las deudas- también millonarias- contraídas con China y Rusia; el exalcalde del municipio Baruta y exgobernador de Miranda, le avala la reputación de transparencia y de buen gestor, que queda evidenciada en la construcción y rehabilitación de colegios y canchas deportivas en zonas de riesgo social, a la par de haber destinado esfuerzos para capacitar a la policía local y regional; entre otras iniciativas.



Ello no ha bastado para convencer a los miles de devotos seguidores de Chávez, que pese al desgaste que muestra el chavismo como estructura política, continúan fieles hacia el mandatario suramericano, bien sea por convicción ideológica o porque forman parte de la lista de beneficiados de los programas sociales del gobernante.

Algo que no ha frenado a Capriles, quien en el transcurso de los últimos meses y tras su victoria en las primarias de febrero en donde votaron más de 3 millones de personas, se ha consolidado como una alternativa viable para el país. Lo que le ha valido el apoyo de 33 partidos políticos, frente a los 11 con los que cuenta el presidente venezolano.

Guerra de sondeos

Entre 30% a 7% es la brecha que separan a sendos candidatos dentro de las encuestas, dando como ganador a Chávez. La más optimista es la del Grupo de Investigación Social Siglo XXI (GISXXI) que le da al mandatario una victoria con el 57% de los votos frente al 21% que obtendría Henrique Capriles. Lo curioso de esta empresa consultora, es que su director Jesse Chacón, fue en 2008 y 2009 el ministro de Información y Comunicación del Ejecutivo chavista.

Un resultado similar arroja Hinterlaces que sitúa la intención de votos a favor del mandatario en un 53%, en contraste con el 34% que alcanzaría el líder opositor.

Por su parte Datanálisis recorta la diferencia entre ambos candidatos a 17, 2% a favor del presidente venezolano. Mientras que los cálculos de la encuestadora Varianzas se aproximan más hacia el empate dándole a Chávez el 50,7% de los votos frente a los 45,5% de Capriles.

Pero dentro de estos porcentajes, las principales consultoras de ese país coinciden que a cuatro meses de los comicios generales el índice de indecisos en Venezuela se sitúa entre el 35% y 32%. El más alto de la historia electoral de ese país.

Los analistas atribuyen este fenómeno a la incertidumbre generada por la enfermedad de Chávez, según sus últimas declaraciones se “recupera plenamente” de la recurrencia del cáncer que se le diagnosticó en junio de 2011.

Los expertos sostienen que el grupo de los indecisos está conformado por partidarios del jefe de Estado que están a la espera de la evolución de la enfermedad de su líder, ya que no conciben un “chavismo sin Chávez”, por lo que no votarían por ningún sucesor, aunque éste sea designado por el oficialista Partido Socialista Unidos de Venezuela (PSUV).

Los frentes de Chávez

Rodeado de una fiel marea teñida de rojo, con grandes afiches y muñecos hinchables en honor a su figura, Hugo Chávez desveló con su habitual tono para la confrontación, los frentes que abordará de ser reelecto a un tercer mandato de seis años.

Pese ostentar el poder en estos últimos 13 años, el presidente venezolano insiste en la “profundización socialista”, la cual en este 2012 ha de llegar a un punto de “no retorno”. Para ello hace énfasis en su afán de resguardar la soberanía nacional ante cualquier injerencia del exterior, concretamente del “imperio”,Estados Unidos.

A su vez manifestó su intención de convertir a Venezuela en una “potencia”, “económica y social” dentro de Suramérica, por lo que no se debe poner en duda que continuará sus esfuerzos políticos y monetarios por sostener bloques como la Alianza Bolivariana (ALBA) o la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), los cuales dependen del capital venezolano.

Asimismo, reiteró su compromiso de contribuir con la “salvación del planeta Tierra”- no olvidar sus declaraciones sobre la civilización marciana en marzo de 2011 -.

Como dato de interés, el mandatario, conocido por tener el mayor gasto militar en la región, inauguró este semana una fábrica de pólvora y de aviones no tripulados, similares a los “drones” estadounidenses; la cual tendrá “propósitos pacíficos”.

Las claves de Capriles

El domingo 10 de junio, el candidato de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), sorprendió a más de uno con una demostración de fuerza y de convocatoria que no ha visto la oposición desde el 2002.

Miles de personas con banderas venezolanas y de diversas plataformas políticas salieron a acompañar a Henrique Capriles que caminó a pie 10 kilómetros para formalizar su inscripción. Ante la multitud el exgobernador llamó a la conciliación del país y señaló su voluntad de unir al país porque quiere ser el presidente de todos los venezolanos, “incluyendo los rojos”.

La popularidad de Capriles se ha crecido gracias al pragmatismo que le ha caracterizado desde que incursionó en la política. Es por ello que no ha andado con rodeos y ha centrado su programa de gobierno en tres claves estratégicas: la seguridad como prioridad, impulsar la educación como herramienta contra la pobreza y la violencia, y la creación de empleo.

Para el candidato opositor, las expropiaciones de tierras y de grandes empresas y pymes por parte del Ejecutivo de Chávez, ha acabado con el aparato productor y la capacidad de autogestión de un país que actualmente vive a costa de la renta petrolera y las importaciones.

También hace hincapié en la necesidad de llevar a Venezuela de nuevo al mapa de la economía internacional, para estar a la par en competitividad y crecimiento de sus vecinos latinoamericanos.