www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

puede curarse si es diagnosticado pronto

Cáncer de piel: "Sólo nos preocupamos cuando le vemos 'las orejas al lobo'"

viernes 15 de junio de 2012, 14:04h
Que "casi la totalidad de los cánceres de piel pueden ser curados si se diagnostican precozmente" y que "sólo nos preocupamos cuando le vemos 'las orejas al lobo'" son los principales mensajes que transmiten los profesionales cuando hablamos de cáncer piel y de tomar el sol en verano.
Llega el verano y es normal empezar a leer informaciones relativas a los cuidados que debemos tener con el sol y, sobre todo, con sus consecuencias. De esta manera, los profesionales y los medios de comunicación se lanzan a cubrir campañas en las que se advierte sobre los factores de riesgo del cáncer de piel, pero ¿por qué es tan difícil luchar contra un cáncer que teóricamente se podría evitar simplemente con protección? ¿Por qué todos los años son necesarias campañas para luchar contra este tipo de cáncer?

En este sentido, el doctor Miguel Sánchez Viera, dermatólogo del Hospital USP San Camilo de Madrid y director del Instituto de Dermatología Integral (IDEI) de Madrid, ha explicado a EL IMPARCIAL que seguramente hay varios factores, pero “hay uno, el más importante, en que la manera de prevenirlo es luchar contra un hábito placentero que tenemos muy integrado en nuestros usos y costumbres”. Aunque entiende y lamenta que “actividades al aire libre o el bronceado de la piel, como tantos otros hábitos que asociamos a nuestro bienestar, es una costumbre que no es fácil cambiar”.

PIE DE FOTOOtro factor a juicio de este especialista que también hace indispensables todo este tipo de campañas es que “cada vez somos más longevos, cada vez vivimos más y la piel va acumulando horas de exposición a la radiación ultravioleta, al sol”. Sánchez Viera recuerda que “hay que tener en cuenta que es un cáncer que aumenta con la edad, por tanto, la propia evolución del ser humano va favorecido la aparición de estos cánceres”.

¿Coquetería a costa de lo que sea?
Incidiendo sobre lo difícil que es luchar contra determinadas costumbres, sobre todo si llevan aparejadas cuestiones relativas a los cánones de belleza, este especialista apunta que “el ser humano a veces aprende cuando se enfrenta directamente al peligro, pero cuando éste consiste en una amenaza teórica, que conoce, instintivamente se van dejando las precauciones para más adelante”.

Insiste en que la experiencia también dice que quien ha tenido un cáncer, o a alguien próximo que lo ha tenido, cuando le ve “las orejas al lobo” es cuando empieza a alarmarse y a tomar medidas. “Es así, sólo cuando le vemos las orejas al lobo empezamos a preocuparnos”, sentencia Miguel Sánchez Viera, que aclara que “uno de los problemas es cuando el objetivo de las campañas de concienciación es una persona joven de 16 a 20 años porque lo ven como un problema que les queda muy lejos”. “Son unos años en los que a todos y todas nos ha gustado lucir cuerpo y bronceado en la playa o en la piscina”, matiza.

PIE DE FOTO


Peligro de muerte
Pero el problema existe realmente porque el cáncer más agresivo dentro de los cánceres de piel es el melanoma, que es un cáncer que tiene una mortalidad muy elevada cuando se detecta en fases avanzadas. Desgraciadamente, salvo que se extirpe a tiempo, responde mal a los tratamientos de quimioterapia o radioterapia convencionales.

El cáncer cutáneo es uno de los que con más frecuencia afecta al ser humano. Uno de cada tres cánceres diagnosticados en todo el mundo es cutáneo. Se estima que una de cada cinco personas de 70 años va a padecer al menos un cáncer de piel. Cada año se diagnostican en España 4.000 nuevos casos de melanoma y en Europa 62.000 casos de melanoma avanzado, con metástasis.

Este especialista dermatólogo afirma que “una circunstancia que hace que determinada población no haga mucho caso a los mensajes de prevención es que trivializamos el hecho de que una mancha en la piel pueda ser realmente peligroso”. “También el hecho – insiste– de que es un cáncer que se puede curar si se diagnostica precozmente”.

“Casi la totalidad de los cánceres de piel pueden ser curados si se diagnostican precozmente”, recuerda el doctor Sánchez Viera, que hace especial hincapié en que “el cáncer de piel es uno de los más sensibles al diagnóstico precoz. Por ello, las campañas de sensibilización alertando de los riesgos de la exposición solar excesiva y sin la fotoprotección adecuada, la necesidad de visitas rutinarias al dermatólogo y la autoexploración, son muy importantes”, remarca.

Por otra parte, los factores etiológicos conocidos con mayor influencia en el cáncer de piel son la predisposición genética y la exposición al sol. De ahí la importancia de concienciar a la población sobre la exposición solar responsable”, incide el director del IDEI.

PIE DE FOTOSin embargo, a pesar de las campañas de información y prevención, el cáncer de piel sigue aumentando en todo el mundo, constata el experto. Según cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se diagnostican más de dos millones de casos de cánceres cutáneos no melanoma y cerca de 130.000 melanomas, observando un incremento de la incidencia en los últimos años de entre un 3 y un 8 por ciento.

Los aspectos más importantes para prevenir el avance del cáncer de piel son:

1.- Tener una conducta saludable frente al sol: Evitar la exposición solar entre las 12h y las 16h y exponerse progresivamente. Tener especial cuidado no sólo en verano sino en aquellos momentos de riesgo que se dan durante todo el año: de excursión en la montaña, esquiando, en el patio, practicando deporte al aire libre,…

2.- Usar ropas que nos protejan eficazmente: sombreros, gorras, viseras, gafas y ropa confeccionada con tejidos tupidos y con capacidad de filtrar los rayos solares.

3.- Usar fotoprotectores adecuados y aplicar correctamente: un protector solar adaptado a su tipo de piel, zona del cuerpo y condiciones de exposición al sol. Aplicar la cantidad suficiente 30 minutos antes de salir de casa, con la piel seca, y reaplicar cada 2 horas.
4.- Realizar un autoexamen de la piel, consultando al dermatólogo siempre que apreciemos aparición de manchas, cambios de aspecto en algún lunar (tamaño, forma o color), picor o heridas en manchas previas.

5.- Hacer una consulta anual al dermatólogo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.