www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RESEÑA

Anjali Banerjee: La librería de las nuevas oportunidades

domingo 17 de junio de 2012, 17:03h
Anjali Banerjee: La librería de las nuevas oportunidades. Traducción de Rita da Costa. Lumen. Barcelona, 2012. 306 páginas. 18,90 €

Jasmine es una mujer moderna. Tiene una blackberry, un netbook y un móvil; un trabajo abrumador y que no la hace feliz, un exmarido agobiante, que la hace definitivamente infeliz y que, además, la engaña; tiene un piso que no puede pagar y no tiene nada de tiempo libre. A pesar de eso, cuando recibe una carta de su tía Ruma en la que le comunica que tiene que hacerse cargo de la librería que regenta, Jasmine parte de inmediato.

Otra persona tal vez habría alegado que la librería de la tía Ruma está muy cerca de la casa de los padres de Jasmine -donde presumiblemente tiene varios amigos y parientes-, Jasmine no. A Jasmine no se le ocurre preguntar si es absolutamente necesario que sea ella quien se encargue, que sea ella quien se desplace hasta allí, desde otra ciudad hasta un pueblo donde nadie la conoce -pero todos han oído hablar de ella, los pueblos son así-. Jasmine no plantea la posibilidad de que sea otra persona quien se haga cargo. Jasmine no pone excusas triviales como que está prácticamente en bancarrota o que su trabajo la tiene tan agobiada que no puede permitirse pasar un mes fuera de la ciudad -ya se sabe, hay empleos que son verdaderos sacerdocios-. Jasmine, simplemente, coge un barco y va a ayudar a su tía Ruma, que tiene que viajar a la India a sanar su corazón. Así es como sabemos que, a pesar de todo, Jasmine es una buena chica.

Ahora el lector quizás esté pensando que es raro que alguien vaya a la India a curar su corazón. La India no es un país particularmente conocido por las bondades de su sistema médico. ¿Quizás es que la librería de la tía de Jasmine está en un país donde las condiciones médicas son todavía peores que en la India? No, la librería de la tía de Jasmine está en la isla de Shelter, Canadá, país famoso por poseer uno de los sistemas médicos más avanzados y sociales del mundo. Con esta información el lector ya puede empezar a suponer que detrás de este viaje se esconden motivos más metafóricos que curativos.

Y es que La librería de las nuevas oportunidades es un libro que abunda en metáforas. Por ejemplo, cuando Jasmine va en barco hacia la librería de la tía Ruma lleva su bolso, repleto de tecnología. El bolso se le clava en el hombro, lo cual, claro, le resulta muy molesto. Otra: Jasmine es una mujer tan moderna y ha olvidado tanto sus tradiciones que “apenas recuerda cómo hervir agua”. Otra más: también hay un hombre, un hombre que lee los libros que Jasmine ya no puede leer, un hombre que, cuando aparece en escena -el libro está montado por escenas, como en el cine-, se presenta al lector de la siguiente manera: “Un rostro de facciones angulosos, ojos de mirada umbría, pelo oscuro alborotado por el viento”. Lo de que lleve el pelo alborotado por el viento es muy importante, porque así sabemos que es un hombre espontáneo y encantador. Más tarde sabremos de él que está cachas y que tiene una cicatriz en el pecho.

Podría darse el caso de que el exceso de metáforas pudiera “sobresignificar” el libro. Es decir, las metáforas no dejan de ser información que delata una información adicional. Al aparecer en un número tan importante, podría suceder que desvelasen demasiada información sobre la trama, lo cual sería un problema porque, si los personajes aprenden a leer las señales que hay a su alrededor, entonces nada les sorprenderá y adiós a la historia. Por suerte los personajes del libro están dotados de la fabulosa capacidad de no enterarse de nada y de ser incapaces de reconocer la carga simbólica de las situaciones que, constantemente, se producen a su paso. Todos, excepto la tía Ruma, que como es vieja y es india se entera de todo. Así, sabemos mucho antes que Jasmine que su hermana Gita se va a casar, cuáles van a ser sus sentimientos hacia la librería que tanto odia al principio o qué significa la cicatriz en el pecho del hombre del pelo alborotado, todas cosas sobre las que, aparentemente, Jasmine no tiene ni la menor idea.

La librería de las buenas oportunidades es un libro sobre las segundas oportunidades, sobre los valores que hemos dejado atrás y sobre lo necesario que es -cito palabras de la tía Ruma-, “no dejar de creer en el amor”.


Por Miguel Carreira




¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios