www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

“CACERÍA TRAMADA POR LA MANO RENCOROSA DE GARZÓN”

miércoles 25 de junio de 2014, 17:32h
Como casi siempre, Ignacio Camacho ha escrito la frase certera. Al analizar la anunciada dimisión de Dívar ha sintetizado: “Cacería tramada por la mano rencorosa de Garzón”. En muy varios artículos me he referido a esa cuestión de fondo. No he querido entrar en las historias de los viajes y las cenas. La cosa no ha podido quedar más clara. Baltasar Garzón está respaldado por el agitprop nacional e internacional. Aspira a convertirse en líder del Frente Popular español. Ha sido vejado públicamente y su orgullo se ha encendido en la venganza. El juez está que brama.
A Carlos Dívar le correspondió, por razón de sus cargos, rubricar el escabeche de Baltasar Garzón, expelido de la carrera judicial por prevaricación. “Este presidente se va a enterar de lo que vale un peine”, se dijeron Garzón y los garzonitas. Y bien arropados por el periódico adicto emprendieron la cacería de Dívar, tiroteándole con rifles de mira telescópica. El presidente del Consejo General del Poder Judicial no ha sabido defenderse. Ha ido siempre a remolque. Cuando la fiscalía, primero, y el Tribunal Supremo, después, dictaminaron que no había delito. Dívar debió convocar al Consejo para proponer la destitución del juez acólito de Garzón, el señor Gómez Benítez, por haber puenteado a la institución a la que pertenece, infiriendo un grave perjuicio a su imagen y a la de la justicia.
Baltasar Garzón, en fin, se ha salido con la suya en asunto de gran relieve nacional. No sé por qué algunos afirman que el juez estrellado está fuera de juego.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.