www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

AUDITORÍAS INTERNACIONALES PARA LOS BANCOS FRANCESES Y ALEMANES

viernes 22 de junio de 2012, 12:55h
De hinojos ante Ángela Merkel, el presidente Rajoy se ha sometido a la indignidad de la supervisión de los Bancos españoles por dos empresas auditoras de dudoso prestigio, cuando en España disponemos de una institución acreditada desde hace dos siglos: el Banco de España.
Lo hecho, hecho está. No vale la pena llorar por la leche derramada. Como miembros de la Unión Europea y de la zona euro, tras sufrir la ignominia de la inspección internacional, Mariano Rajoy está en el derecho de reclamar a Bruselas que imponga a Francia y a Alemania auditorías internacionales similares para que conozcamos la realidad del sistema bancario de esos países. Transparencia, sí, pero transparencia para todos, no solo para quien dicte la señora Merkel.
Si los europeos decidieron testar la salud del sistema financiero español, de igual modo, y para mayor garantía de todos, habrá que auditar los Bancos franceses y alemanes, algunos de los cuales se columpian sobre cuentas de resultados nada convincentes.
El Gobierno español tiene la obligación moral de exigir reciprocidad. Alemania ha querido saber en qué situación se encuentran nuestros Bancos. Nosotros y el resto de las naciones europeas queremos conocer la realidad de los Bancos alemanes. La vejación a la que nos han sometido las autoridades europeas ha sido de vergüenza cuando los Bancos españoles se encuentran entre los mejores de Europa y solo unas Cajas politizadas han fragilizado, como sabe todo el mundo, nuestro sólido sistema financiero y bancario.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.