www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

crítica de cine

[i]Tengo ganas de ti[/i]: Mario Casas vuelve a levantar pasiones

domingo 24 de junio de 2012, 10:29h
Mario Casas protagoniza Tengo ganas de ti, la esperada secuela de Tres metros sobre el cielo, dirigida de nuevo por Fernando González Molina, que este fin de semana se ha estrenado en nuestro país.
Si la primera cinta basada en el best seller del escritor italiano Federico Moccia sirvió para convertir al actor coruñés en ídolo absoluto de las más jóvenes, esta nueva entrega de la historia de amor adolescente entre chico malo y niña bien le consolida como indiscutible objeto de deseo del público adolescente femenino. La primera secuencia lo deja claro: Mario Casas despierta sin más preámbulos su faceta de guapo apareciendo de la forma que a sus fans más les gusta, sin camiseta. A partir de ahí, él, es decir su personaje Hache, es el protagonista único de una historia que continúa los argumentos de la primera, pero sin dejar de introducir un elemento nuevo a través del personaje de Gin, a quien interpreta la actriz madrileña Clara Lago. Su personaje, una fotógrafa que empieza a abrirse camino y subsiste a base de trabajos temporales, representa en realidad todo lo contrario al primer y apasionado amor de Hache, Babi. Gin es desvergonzada, aparentemente dura, sin prejuicios, algo así como la horma del zapato del rebelde Hache, a quien, por supuesto, conquista desde el principio, a pesar de que él tiene que resolver antes algunas cuestiones del pasado, enfrentándose a las dolorosas pérdidas que le llevaron a alejarse de Barcelona durante dos años.

Este es el punto de partida de una historia que vuelve a apostar, como no podría ser de otra forma, por explotar cuidadosamente, sin dejarse ni uno, los tópicos de las historias de amor adolescente. Por una parte, sus productores, Globomedia, Antena 3 Films, Zeta Cinema y Cangrejo Films, ya habían comprobado que la fórmula funcionaba y, además, ¿no es lo que esperaban todos los adolescentes españoles que este fin de semana ya han acudido en masa al cine? Así, la historia arranca, o mejor dicho continúa dos años después del final de la primera, cuando Hache regresa de Londres donde ha pasado ese tiempo aislado de lo que dejó atrás en su ciudad, incluso de sus padres, con quienes no ha hablado en todo este tiempo. Las cosas, claro, han cambiado, y las personas, en cierto modo, también. Hache debe averiguar si lo han hecho, además, sus sentimientos. En especial los que se refieren a Babi, a quien vuelve a interpretar María Valverde, aunque con bastante menos protagonismo que el que tenía en la primera cinta.

En todo caso, en Tengo ganas de ti no sólo han puesto sus anhelos sus productores y los adolescentes que van a disfrutar de una película sin pretensiones más allá de las de sentirse reflejados en la gran pantalla. Lo más curioso del “fenómeno Casas”, quien por otra parte asegura tener asumido que la crítica volverá a cebarse con él, es que en general el cine español espera que sus cifras de taquilla sirvan para mitigar un poco el desastroso resultado del cine patrio durante la presente temporada. Porque el éxito, al final, lo traen los números y el pasado viernes las salas que estrenaban la segunda adaptación de una novela de Moccia comprobaron que, por primera vez este año, se ocupaban casi todas las localidades. Y, además, con una hecha aquí.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios