www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RESEÑA

Lorenzo de Medici: Las cartas robadas

Lorenzo de Medici: Las cartas robadas. Traducción de Carlos Gumpert Melgosa. Espasa. Madrid, 2012. 352 páginas. 19,90 €
Hablar sobre la familia de uno mismo siempre es complicado. Si a eso le añadimos entre nuestros antepasados a tres Papas, reyes y duques con trascendencia histórica, la cuestión se complica notablemente. Lorenzo de Medici reúne esas condiciones, además de llamarse de la misma manera que el Gran Duque de la Toscana apodado “El Magnífico”, por lo que el peso de la Historia y sus antepasados es, al mismo tiempo, losa y acicate para poder relatar diversos acontecimientos.

En el caso concreto de Las cartas robadas, la protagonista, familiar de este autor, es María de Medici, una de las más conocidas reinas de Francia, con permiso de María Antonieta. En aquella Corte, en la que la ya reina madre perdía poder a favor del primer ministro, el cardenal Richelieu, se comienza a fraguar una conspiración con la intención de derrocar a su propio hijo del trono francés. Quizás esta es una de las demostraciones de hasta qué punto el ansia de poder puede llegar a cambiar a las personas, ya que el odio de María hacia su hijo rompe con cualquier mínimo rasgo de humanidad y amor materno.

Pero como todo en esta vida tiene un precio, en el caso de esta conspiración contra un monarca, el dinero tiene forma de collar de diamantes de enorme valor. Pero conseguir una venta de este tipo con discreción y fiabilidad solo puede hacerse a través de un amigo, el celebérrimo pintor flamenco Pedro Pablo Rubens. Con él mantendrá una comunicación epistolar cifrada para evitar que los espías de Richelieu puedan dar al traste con sus planes.

No toda la novela se desarrolla en el entorno del siglo XVII. Magistralmente se van mezclando el pasado que arrojan esas cartas entre el pintor y la reina madre, con el tiempo actual, en el que dos expertos en Historia van a intentar analizar el contenido de las cartas, descifrarlas y descubrir dónde se encuentran los valiosos diamantes. Pero el asesinato del profesor Gianni Scoppeta introduce más interés e intriga en esta fabulosa trama. La viuda de éste y la historiadora americana Ann Carrigton tratarán de llevar a cabo la trepidante misión de encontrar las joyas.

Sin duda, esta novela histórica nos aporta todo lo que se le puede pedir a un libro de este género. Tenemos la parte que habla con escrupulosa fidelidad de datos y personajes históricos reales. Hay que añadirle la ficción que supone introducirse en el pensamiento de estos personajes del pasado, y, por último, tenemos toda una trama detectivesca que consigue enganchar al lector desde el principio. Tres excelentes ingredientes de una receta con la que muchos autores se atreven, pero que no tiene garantizado el éxito. Solo si hay una intensa labor de documentación previa se genera un cimiento sólido sobre el que construir la novela, algo que ocurre en Las cartas robadas.

Nos encontramos ante la primera novela de Lorenzo de Medici de este tipo. Con anterioridad había realizado diversos ensayos históricos, intercalados con otro género completamente distinto como es el de las guías de viajes. Únicamente cabe esperar que el predecible éxito de Las cartas robadas haga que en un futuro no muy lejano podamos hallar en las librerías una segunda parte igualmente apasionante y didáctica.


Por Jorge Pato García
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Comenta esta noticia
Normas de uso
  • Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial
  • No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.
  • La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.
  • Tu dirección de email no será publicada.
  • Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.