www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RESEÑA

Gunther Geltinger: Hombre Ángel

domingo 15 de julio de 2012, 12:57h
Gunther Geltinger: Hombre Ángel. Traducción de Marciano Villanueva Salas. Pre-Textos. Valencia, 2012. 280 páginas. 25 €
Hombre Ángel es la ópera prima del escritor, guionista y dramaturgo alemán Gunther Geltinger. El autor muestra en ella el conglomerado de sentimientos en el que se encuentra sumergido Ángel, el protagonista, en el momento en que acaba el Bachillerato. La prohibida relación con un compañero de clase, Mario, es el detonante de un radical cambio de actitud con el que se inicia la novela.

Los idílicos paseos primaverales de ambos en el descapotable de la madre de Ángel por la orilla del río revelan al protagonista no solo la conexión entre sus emociones y el entorno natural, también la repentina y sorprendente necesidad de vivir su rutina y su sexualidad desde otra perspectiva, marcada por el exceso, la despreocupación y un peligroso vitalismo. El traslado a estudiar a Viena le ofrece la oportunidad perfecta para iniciar un periplo de desenfrenos carnales y emocionales de carácter autodestructivo. La violencia es constante y el tono de la obra se torna extremadamente crudo en determinados momentos.

Un Ángel maduro que repasa sus experiencias de juventud ante el papel es uno de los encargados de narrar los hechos en la novela. El otro, el Ángel joven. Las distintas voces narrativas, la del adulto y la del adolescente, se intercalan hábilmente para ofrecer una doble visión: la realidad y la parte de ella que marcó a Ángel de manera más profunda. Es patente el deseo por reinventar su historia, por tratar de entender los pasajes más crudos desde el presente y no desde el pasado.

A pesar de la distancia temporal con lo narrado, las descripciones son precisas y rozan con frecuencia la crudeza más descarnada. Las imágenes, impúdicas y cargadas de violencia, hacen de la lectura de la autobiografía una experiencia que invita a la reflexión sobre la capacidad de la literatura para superar un pasado brutal. Existe además un rayo de esperanza dentro del atroz clima general de la novela, el que proporciona al protagonista “ese inseparable dolor sin nombre que es tal vez algo así como amor […]”

Por Lorena Valera Villalba
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios