www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Crónica económica

España, centro de las preocupaciones del FMI

lunes 16 de julio de 2012, 21:10h
El último informe de Perspectivas Económicas Mundiales publicado este lunes por el FMI corrige sus perspectivas con respecto a España para empeorar su previsión para 2013: Ya no cree que el PIB español crecerá una décima el próximo año, sino que decrecerá seis. Las perspectivas de déficit e inversión tampoco son positivas.
El Fondo Monetario Internacional ha publicado su última versión del informe Perspectivas Económicas Mundiales, que rebajan su anterior previsión de crecimiento sobre el mundo. España está en el centro de sus preocupaciones, y no es el último motivo que prevé que este año y el que viene decrezca la economía.

En concreto, el FMI recoge en sus Perspectivas Económicas Mundiales que “en términos globales, se proyecta que el crecimiento mundial se moderará a 3,5 por ciento en 2012 y 3,9 en 2013; es decir, aproximadamente 0,1 y 0,2 puntos porcentuales, respectivamente, por debajo de las previsiones de abril último de Perspectivas de la economía mundial”. Y “según las proyecciones, en las economías avanzadas el crecimiento aumentará 1,4 por ciento en 2012 y 1,9 en 2013, lo cual equivale a una revisión a la baja de 0,2 puntos porcentuales para 2013 en comparación con la edición de abril de 2012 de Perspectivas de la economía mundial”.

España está lejos de esas perspectivas. El FMI mejora su previsión para este año en cuatro décimas, y ahora cree que decreceremos un 1,5 por ciento del PIB, no 1,9 puntos como apreciaba en el anterior informe. Pero empeora su previsión para 2013 en 7 décimas: Ya no cree que creceremos una décima, sino que decreceremos seis (-0,6 por ciento). Estas previsiones están en línea con las de la Comisión Europea (-1,8 por ciento en 2012 y -0,3 por ciento en 2013) y la OCDE (-1,6 por ciento en 2012 y -0,8 en 2013).

La perspectiva de los bancos internacionales es más pesimista. Goldman Sachs prevé una caída de la producción del 1,4 por ciento este año y del 1,2 en 2013, Ernst & Young -1,8 por ciento en 2012 y el 2,0 por ciento en 2013. Y atención: Citigroup cree que el PIB caerá un 2,1 por ciento en el actual ejercicio, y el 3,1 el año que viene.

Todo ello es interesante. Pero lo es más, acaso, que nuestro país preocupa mucho a la institución. En su Informe sobre la Estabilidad Financiera, señala que “la aversión al riesgo aumentó drásticamente, en medio de crecientes temores ante la posibilidad de que Grecia abandone la zona del euro y de mayores inquietudes acerca de la salud del sistema bancario de España”. Esa “aversión al riesgo”, según cuenta en el primero de los informes citados, está estrangulando el crecimiento en los países emergentes, precisamente aquéllos que más aportan al crecimiento global.

Por lo que se refiere a nuestro país, señala que los inversores desconfían de España. Se restringe “el acceso a los mercados debido a las renovadas inquietudes acerca del crecimiento económico y la salud de los bancos”. Precisamente “las preocupaciones con respecto a las necesidades de recapitalización del sistema bancario español han provocado fuertes caídas en los mercados accionarios. Los costos de financiamiento al por mayor de los bancos españoles también han retornado a los máximos registrados a finales de 2011, tanto para los bonos con cobertura como para la deuda sin garantía”.

Y, por último, el problema fiscal, abordado en el tercer informe que ha presentado el FMI, el Monitor Fiscal. A diferencia de las previsiones de la CE, no las hace partiendo de que no cambian las políticas, sino teniendo en cuenta los anuncios hechos por el Gobierno. Aún así, el FMI cree que el déficit caerá del 8,9 por ciento en 2011 al 7,0 por ciento este año, lejos del 6,3 a que se ha comprometido el Gobierno. Y de nuevo al 5,9 por ciento en 2013, más lejos aún del 4,5 por ciento que debe alcanzar para cumplir con las exigencias de la Comisión Europea. Y eso que tiene en cuenta los últimos anuncios realizados por Mariano Rajoy el pasado miércoles, y aprobados parcialmente en el Consejo de Ministros del viernes.

Confía en que “una vez establecido un sistema único de supervisión en la zona del euro, el Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera (MEDE) podrá inyectar capital directamente en los bancos”, lo cual tendrá efectos positivos para nuestro país tanto desde el punto de vista financiero, como fiscal.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.