www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MONTILLA Y CAROD ROVIRA ARRUINARON A CATALUÑA

miércoles 25 de julio de 2012, 11:39h
Artur Mas está haciendo una excelente gestión. Al margen de sus veleidades secesionistas hay que reconocer su serenidad, su firmeza, la decisión con que se está enfrentado a los problemas que aquejan la estabilidad de la vida catalana. Y no, no es el culpable de pedir rescate al Gobierno de España. No le ha quedado otro remedio, a pesar de haber puesto en orden las cuentas públicas. La austeridad, los recortes imprescindibles, la contención del despilfarro han presidido la gestión de Artur Mas. La desmesura en el derroche de los dineros públicos a cargo de los manirrotos Montilla y Carod Rovira originó el lodo que anega ahora la vida económica de Cataluña.

A Montilla y a Carod Rovira habría que exigirles responsabilidades por su mala gestión. El pueblo catalán ya lo ha hecho, votando una opción más sensata que aquel tripartito prepotente que se dedicó a despilfarrar a manos llenas. Y ahí están los resultados. Artur Mas después de haber arreglado muchas cosas y de hacer esfuerzos extraordinarios, ha tenido que inclinan la cerviz y solicitar ayuda para pagar lo que dilapidaron Montilla y Carod Rovira.

No era difícil prever lo que iba a ocurrir en Cataluña. La política del tripartito se encaminaba a galope tendido a la quiebra económica institucional. La desmesura en el gasto y las prebendas otorgadas a amiguetes y paniaguados alguien las tenía que pagar. Los impuestos con que el tripartito sangró al pueblo catalán no bastaban para taponar el desbordamiento y las alegrías de Montilla y Carod Rovira. Y ahí está, ya descarnada, la situación que dejaron.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.