www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Artur Mas se chotea de Rajoy

martes 31 de julio de 2012, 18:23h
De las cosas más graciosas o más perversas que han ocurrido en la política española en los últimos días es la actitud de la Generalidad de Cataluña. Un día pide al “Gobierno español” que le rescate de la crisis feroz que padece y justo al día siguiente el Parlamento catalán aprueba la Política Fiscal; es decir, recaudar y administrar los impuestos de los catalanes.

Cataluña está aplicando los recortes más sangrientos y brutales de toda España. Ya ha anunciado que va a cerrar los geriátricos, los recortes en Sanidad han sido salvajes, pero, en cambio, mantienen sus absurdas y costosísimas embajadas en medio mundo para expandir el nombre de Cataluña y se gastan una fortuna en los que llaman la inmersión lingüística; esto es, que el que no hable catalán que huya cuanto antes porque será perseguido y acosado. Un poco nazi la cosa.

Y la última barrabasada ha ocurrido este mismo martes. El Gobierno ha convocado a las Comunidades Autónomas para controlar el déficit y para ponerse de acuerdo en las medidas a tomar ante la crisis económica, propiciada en buena parte por los despilfarros de la mayoría de los Gobiernos Autónomos. Pero Cataluña, así son de chulitos, ha dado un plantón maleducado e inconveniente y no piensa presentarse a la cumbre autonómica, no sea que pretendan recortar sus fastuosos gastos.

Mientras tanto, el PP apoya la mayoría de las iniciativas de CiU en el Parlamento catalán y es de temer que Rajoy no sea capaz de atajar la caradura y las chulerías de Artur Mas, que se está choteando del Gobierno y del resto de España.

Y lo que parece no saber el Gobierno de la Generalidad es que sin España, Cataluña estaría en suspensión de pagos. Pero, ¿quién le pone el cascabel al gato? ¿Seguirán tomándonos el pelo y atracando la caja del Estado para sus chorradas soberanistas? Ya es hora de que este Gobierno embride a las Comunidades Autónomas y ataje los despilfarros que luego pagan todos los contribuyentes.

El Estado de las Autonomías es el gran baldón de la economía española. Pero, por lo que se ve, no hay Gobierno capaz de plantarles cara. Y menos aún, de ponerse de acuerdo PP y PSOE para reformar la Constitución y recuperar ciertas transferencias como la Sanidad, la Justicia y la Educación. España se ahorraría una millonada y el país sería más coherente. Una utopía, claro.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.