www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Argentino 50 Millones

domingo 12 de agosto de 2012, 18:33h
Argentina vive repitiendo la frase “para todos” –‘Futbol para todos’, ‘Computadora para todos’, con la que la presidenta argumenta y califica cada medida que toma para tapar las que no toma, o las que toma sin que nadie se entere, protagonizando así el más claro ejemplo de la política que se hace pensando en el hoy, en los bolsillos de mañana y en el poder por el poder con la vieja fórmula del despotismo ilustrado: ‘todo para el pueblo pero sin el pueblo’.

Este ejemplo de ejercicio de la política como usualmente se desempeña en todo el mundo: sin perspectiva, sin programa (lo contrario a lo que repetía Julio Anguita ya muchos años atrás: '¡Programa, programa, programa!'), sin atender a los problemas estructurales que el país ya tiene y que sus políticos no atienden porque están succionados por la atracción de la mera fascinación por el presente que se ocupa tan solo de cómo mantenerse en el poder político. El poder por el poder.

Mientras, de a poquito, se mueve otra forma diferente de entender la política cuyo slogan sería más bien “Argentina entre todos”. Un grupo de políticos, intelectuales y agentes sociales de ONGs y asociaciones civiles como ‘Un Techo para mi país’, hoy resumido en ‘TECHO’ o de la IADEPP (Instituto Abierto para el Desarrollo y Estudios de Políticas Públicas) se han unido para empezar a pensar cómo desearían y querrían que sea la Argentina cuando nazca su ciudadano nº 50 Millones. Pero pensando poniendo en el centro de la diana la acción. Pensar para actuar, no hoy, sino estratégicamente hacia el futuro.

Hoy el país tiene algo más de 40 millones de habitantes pero con una distribución de la población muy llamativa. El 40 % se concentra en la ciudad de Buenos Aires y su cono urbano. Si Washington tuviera este porcentaje de habitantes tendría 104 millones de ciudadanos. Insostenible.

Desde esta simple cuestión el 11 de julio en la Facultad de Economía de la UBA (Universidad de Buenos Aires) presentaron sus primeras invitaciones a pensar para actuar. El reto es por primera vez atender a las necesidades que ya tiene el país en vista a las que tendrá cuando hacia 2025 nazca el emblemático argentinito o argentinita.

Por eso esta iniciativa que comenzó publicando el ‘Informe Habitacional’ en el que se relevan las cifras de viviendas y servicios de las villas y asentamientos del país, si no es un acto revolucionario, al menos es un acto de osadía ciudadana y política.

La primera novedad de esta propuesta es que invita a toda la ciudadanía a unirse, en un gesto que los distancia de todo ejercicio 'usual' de la política y que ayuda a enriquecer el empobrecido concepto que los ciudadanos tienen de la política y de los políticos, invitando a que todo ciudadano y toda ciudadana se haga político. Cuando hace unos años un grupo de políticos e intelectuales y empresarios escribieron el libro ‘Open Government’ ya jugaban a mirar al futuro: el futuro se hace entre todos y las nuevas tecnologías y la participación política deberían generar nuevas maneras de participar en las decisiones políticas para los ciudadanos de a pie.

El miedo a quedarse sin trozo de la torta del poder político no viene sino a confirmar que hay una brecha entre el ciudadano que representa y el ciudadano representado. Por eso, esta Argentina con 50 millones debe ser la Argentina de los 50 millones de ciudadanos. La vieja política debe dar paso a un proyecto político hecho de la base de la ciudadanía que debe empoderarse de ese concepto hoy tan olvidado de la ‘soberanía nacional’ para que la nación sea propia en el sentido no nacionalista, sino del que participa en la construcción no meramente pagando impuestos sino proponiendo legislación y debatiendo.

Por eso, hoy más que nunca, la educación es y será la puerta que se abra o se cierre para que se pueda dar de hecho otra política y un futuro planificado, que no sea producto de las batallas privadas de los representantes agazapados en las instituciones políticas y asustados por el mero hecho de volver a ser meros ciudadanos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.