www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CASCOS LE CANTA LAS VERDADES A RAJOY

domingo 20 de abril de 2008, 21:29h
Francisco Álvarez-Cascos ha reaparecido para decirle a Rajoy las verdades que, en las cenas privadas, proclaman la mayoría de los dirigentes del PP, si bien luego callan como putas en público porque no quieren perder su puesto en la foto. Génova anda muy encabronada y no permite ninguna broma ni siquiera debates ideológicos. La adhesión a Rajoy debe ser incondicional e inquebrantable.

Según Cascos, Rajoy ha sacrificado a las personas de más peso y mejor preparadas para encumbrar a sus afines y amiguetes. "No es un buen comienzo para la renovación", ha afirmado Cascos con más razón que un santo barón. "La política -le espetó a Rajoy- no es cuestión de oposición ni de amistades sino de sentido común y de experiencia. Con afinidades personales no se gana, sino con un mensaje claro, transmitido por personas convincentes, con prestigio y experiencia".

A Rajoy le empiezan a crecer los gigantes. No se pueden perder las elecciones por segunda vez y convertir el fracaso en una gloriosa derrota. Ni él ni sus inmediatos colaboradores, salvo alguna excepción ejemplar como Zaplana, han querido perder sus despachos del ministerio de la oposición, y se han lanzado a consolidar su posición de perdedores.

Al día siguiente de su derrota frente a un rival fácil que acumulaba errores y despropósitos, Rajoy debió anunciar elecciones primarias en su partido para elegir democráticamente desde abajo al nuevo presidente. En lugar de eso ha creado un clima artificial y opresivo de que es un traidor el que no respalde su decisión de permanecer al frente del partido.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.