www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CRECE LA ESPECULACIÓN SOBRE LA VUELTA DE AZNAR

lunes 10 de septiembre de 2012, 11:14h
La merengosa política antiterrorista de Mariano Rajoy, contagiada del estilo zapateresco, ha producido tal indignación en las bases del Partido Popular y también en algunos dirigentes que se habla ya abiertamente del retorno de Aznar. Son muchos los que creen que Mariano Rajoy debería dejar la presidencia del PP, manteniendo la del Gobierno. Aznar se situaría al frente del partido y fijaría ideología y los principios irrenunciables. Sin ellos el Partido Popular no es el Partido Popular, sino una amalgama amorfa. Eso es lo que le ocurrió a Calvo-Sotelo cuando presidió el Gobierno. Y el resultado está claro: pasó de 165 diputados a 12, hecho sin precedentes en la historia de las democracias europeas. El centro derecha es muy serio. Si alguien le hace trampas y sortea los principios clave de sus planteamientos ideológicos entonces los votantes le retiran su apoyo. Así es que decidieron en 1982 abandonar a su suerte a Calvo-Sotelo -que había hecho un Gobierno de social demócratas- y pasarse en bloque a Manuel Fraga.

El problema que tiene la operación en marcha es el propio José María Aznar. El expresidente puede estar disconforme con tal o cual punto de la política de Rajoy, pero el apoyo a su persona es público y notario. Y tiene razón. En las actuales circunstancias sería un grave error fragilizar el partido y lesionar desde dentro la imagen de Rajoy. Por el contrario hay que apoyarle y robustecerle para que presida sin agobios adicionales la operación clave de sacar a España de la crisis, reordenando el futuro inmediato de nuestra nación.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.