www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

conferencia taurina

La cara dura del toreo, por Javier Valverde en Granada

lunes 21 de abril de 2008, 20:44h
Manifestó, así mismo, su admiración y orgullo por compartir cartel con maestros como el Fundi, Padilla, Encabo…y todos aquellos que, con su valor, están perpetuando la existencia de encastes que, de otro modo, desaparecerían. “La noche antes de una corrida de Miura, dijo Valverde, no se la deseo a mi peor enemigo”, “es un miedo diferente, porque ese toro te sorprende constantemente, cuando parece que está entrando en la muleta, que te va a permitir sacar el arte y la estética, de pronto arremete sin sentido”.

Javier Valverde, alumno aventajado de la Escuela Taurina, cumplió antes de vestirse de luces con la única condición que le impuso su familia: terminar sus estudios. Una vez cumplido ese objetivo, cosa que agradece hoy, entró casi sin quererlo, en carteles como los que lidia hoy y ahí pretende permanecer, a gusto y feliz consigo mismo hasta que el tiempo lo decida.

Feria de abril
Ha puesto el broche de oro a la Feria de Sevilla pasada, ha conseguido borrar el mal recuerdo de las tardes anteriores con un triunfo por derecho, en una tarde más larga que complicada y, como diría Benedetti, y viceversa. Hace lo más difícil, tratar se sacar la belleza y el arte de hierros que, si bien, ponen a prueba el valor y la templanza de un torero, no permiten la mayoría de las veces el lucimiento y la estética.

Javier Valverde es como un paseo por Salamanca, hermosa ciudad de construcciones firmes y arraigadas, de serenidad que impresiona y de elegancia que seduce. Así es su toreo. Si alguien dijo una vez que el torero es aquel que hace lo difícil fácil, entonces Javier Valverde es realmente matador de toros. Pero sin dejar de expresar y transmitir la profunda sabiduría sobre el arte de cúchares, sin dejar de hacer mella en el aficionado, transmitiéndole la seguridad del dominio.
Hombre generoso y comprometido, con amigos más allá del océano, hombre de palabra y de principios, así se nace torero.

Un torero templado, en la muleta y en la vida, con una capacidad de comunicación inusual en su gremio, y, con mucho saber estar, recibió emocionado las palabras de Mercedes y abrió un coloquio que ha dejado en el ambiente granadino el deseo de ver su nombre en los carteles de su Feria.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios