www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PEDRAZ Y LA CLASE POLÍTICA

viernes 05 de octubre de 2012, 12:43h
Si Santiago Pedraz, que es hombre serio, inteligente y responsable, hubiera escrito en un artículo de periódico que la clase política española está en decadencia, no se habría producido reacción alguna. Aún más: infinidad de lectores pensarían que el juez se había quedado corto. La clase política española se caracteriza por la mediocridad y por la voracidad. En líneas generales no es corrupta, aunque proliferan los casos de forma alarmante. Es mediocre y su voracidad ha conducido al despilfarro en las cuatro Administraciones, la central, la autonómica, la provincial y la municipal.
Santiago Pedraz ha afirmado con moderación lo que piensa la mayoría de los españoles, pero lo ha hecho en un auto judicial. Y aunque está amparado por la libertad de expresión, el lugar elegido no es el más adecuado. Las encuestas oficiales del CIS sitúan a los partidos políticos en el tercero de los grandes problemas que agobian a los españoles. En lugar de ser una solución, la clase política se ha convertido en uno de los principales problemas. La opinión pública está que brama contra los abusos de los políticos y, aunque sectores antisistema manipulen las manifestaciones, la realidad de fondo es que cada vez más españoles están indignados al contemplar impotentes cómo los políticos abusan del dinero de todos y se lo gastan en el fasto y la suntuosidad.
Los partidos políticos en lugar de arremeter contra un juez que ha dicho la verdad en un sitio inadecuado deberían reflexionar sobre el clima social que han creado y en el desprecio profundo por ellos generado. Y no, no se trata de suprimir los partidos políticos. Son imprescindibles en una democracia pluralista y plena. De lo que se trata es de embridarlos para que no puedan seguir abusando de su poder.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.