www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

¡Qué casualidad! Un juicio contra el PP

martes 16 de octubre de 2012, 18:31h
Ya es casualidad que cinco días antes de las elecciones gallegas comience el juicio del Prestige, un accidente que ocurrió hace ya diez años. ¿No podían haber esperado los jueces hasta la próxima semana para no interferir en la campaña? ¿Serán amiguetes de Rubalcaba?

Por entonces gobernaba Aznar, el simpático de Cascos era el ministro de Fomento y Fraga, el presidente de la Comunidad. Pero, en realidad, aunque el juicio que hoy comienza debe dilucidarlo, parece ser que los máximos responsables de la tragedia fueron la naviera, por mantener a flote un barco viejo y cochambroso lleno de fuel, y, en todo caso, el capitán.

Es verdad que la actuación del Gobierno al ordenar que el barco se alejara de la costa pudo no ser afortunada, lo que aprovecharon el PSOE y sus aliados para armar la marimorena y organizar manifestaciones en todos los rincones de España. A los socialistas no les suele gustar mucho que gobierne el PP y, al igual que ahora, su fórmula para reventar a la Oposición consiste en atizar a las masas izquierdistas y sacarlas a la calle para que griten e incendien todo lo que puedan.

Pero el que no tuvo nada que ver con el accidente, el que todavía vestía pantalón corto es ahora el presidente de la Comunidad gallega con una mayoría absoluta que, según las encuestas, está a punto de repetir. Y eso no se puede consentir.

Es por ello que la casualidad de que el juicio comience en la recta final de la campaña parece ser más bien una maniobra orquestal para hacer daño al PP e intentar impedir la victoria de Feijóo.

Como era de esperar, ya Rubalcaba ha aprovechado la ocasión para hablar de que el PP “chapotea en el chapapote”. De ahí, la pregunta de por qué los jueces no han podido esperar unos días y la broma de la presunta, o no tanto, amistad con el líder del PSOE.

Pero lo más probable es que los socialistas se queden con un palmo de narices y Feijóo repita su mayoría absoluta. Porque su gestión ha sido impecable y porque los gallegos saben que una alianza del PSOE con todo quisqui sólo les traería más crisis y oleadas en forma de chapapote de independentismo gallego. Que ya se sabe que cuando el PSOE gobierna con nacionalistas es más nacionalista que nadie.

El chapapote le va a pringar a Rubalcaba. Por listo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.