www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Todos locos

martes 30 de octubre de 2012, 20:33h
En España, en Europa, en el mundo parece como si los políticos estuvieran todos chiflados.

En España, mientras la crisis se agudiza hasta extremos insoportables, el Gobierno, la Oposición, los sindicatos y demás van cada uno por su lado. Incluso, enfrentados entre sí. Rajoy, que hace poco veía el rescate o la intervención del Banco Central Europeo como inminentes y necesarios para recuperar el rumbo y apaciguar a los mercados, ahora dice que no. Que no nos hace falta. Que solitos vamos a salir de la crisis.

Los socialistas, que andan a la greña, también cambian de opinión según el día. La crisis les importa un bledo e, incluso, les favorece para sus intereses electorales, o, al menos, es lo que creen. Aunque su única obsesión es salir del agujero en que les ha metido Zapatero y del que Rubalcaba no es capaz de salir. Y al acecho de la presa ya están Griñán, Chacón, López y un largo etcétera de ilusos que piensan que el “capo” les va a dejar acercarse al poder.

En Europa, el galimatías es histórico. Merkel, la jefa del cotarro, quiere que todos se plieguen a sus órdenes, que también cambian según la opinión pública alemana y según le viene en gana. Un día está dispuesta a soltar la chequera para ayudar a los países necesitados y, al siguiente, no suelta ni una limosna. Pero el que más volteretas da en el vacío es el ya famoso presidente del BCE, el señor Dragui, que últimamente pide condiciones leoninas para soltar la pasta. Aunque hasta hace poco, parecía el mago de Merlín, que nos iba a salvar.

Mientras, la UE se desbarata, el euro se asoma al precipicio y los europeos, sobre todo algunos países como España, andan a la deriva. Y los ciudadanos, empobreciéndose cada día más.

Pero la realidad es que nadie sabe dónde está la salida del túnel. Ni Obama, que un día dice que España es un mal ejemplo y, al siguiente, que hay que ayudar a nuestro país, que no se puede hundir, porque es demasiado grande. Y ahora le llega un huracán. Casi como el que nos ha dejado Zapatero por estos lares.
El caso es que nos están volviendo locos los locos de los políticos. Todos locos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.