www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

¿Terminarán Artur Mas y los Pujol en la cárcel?

domingo 18 de noviembre de 2012, 19:01h
Hace ya 9 años, Pasqual Maragall, presidente entonces de la Generalidad, tomó la palabra en el Parlamento Catalán para acusar a Artur Mas y a CiU de cobrar comisiones del tres por ciento de todas las obras públicas que pasaban por sus manos. En el propio debate, Maragall se arrugó cuando el candidato de CiU le invitó a llegar a acuerdos políticos y, sobre todo, a tapar las vergüenzas de corruptelas que también salpicaban a los socialistas.

Pero ahora, según indican las informaciones que publica El Mundo, las comisiones eran del cuatro por ciento: una parte para financiar al partido y más del 2, 5 por ciento para llenar los bolsillos de Artur Mas y los Pujol. Y esos miles de millones, presuntamente, se encuentran a buen recaudo en los bancos de Suiza y Liechtenstein.

Las informaciones del periódico están basadas en informes policiales. Pero, como era de esperar, los independentistas de CiU ya han amenazado con querellas a los medios o partidos que propaguen tales acusaciones y pretenden echar una cortina de humo con el argumento de que el único objetivo de las denuncias consiste en dañar a CiU ante las próximas elecciones catalanas. Argumentos, ambos, que demuestran que ni Artur Mas ni Pujol tienen pruebas para echar abajo esos presuntos delitos.

La corrupción política en España es uno de los motivos de la pésima imagen que tienen los dirigentes públicos ante la opinión pública. Es evidente, que la mayoría de los políticos están limpios de polvo y paja y no meten la mano en la caja de los contribuyentes. Otra cuestión sería analizar la preparación o mediocridad de una buena parte de los políticos españoles actuales.

Pero el meollo de la cuestión estriba en saber si la investigación llegará hasta el final. Y, en el caso de que tanto Artur Mas y la familia Pujol, hayan trincado sin pudor el dinero de los contribuyentes para su beneficio personal. Los ejemplos más recientes demuestran que son pocos los políticos que, pese a las abundantes denuncias que salen a la luz pública, terminen siendo condenados. Pero, desde luego, si las informaciones que publica El Mundo son veraces y si el juez de turno nos es manipulado debidamente, tanto Artur Mas como los Pujol deberían terminar con sus huesos en la cárcel.

Pero no hay que ser ingenuos. Para que eso ocurriera, tendrán que pasar muchos años. La Justicia recibiría presiones desde todos los flancos. Y es muy difícil imaginar que eso vaya a ocurrir. Probablemente ése es uno de los mayores defectos de nuestra democracia. Que la clase política lo controla todo. Hasta la Justicia. O, sobre todo, la Justicia.

Y Artur Mas ganará las elecciones con o son mayoría absoluta, se estrellará con sus pretensiones secesionistas, empobrecerá y aislará aún más a los catalanes, con su obsesión por el bilingüismo y su manipulación de la Historia. Pero llegará el día que se irá a su casa con los bolsillos forrados, tras haber robado a esos ciudadanos a los que dice defender. Supuestamente, claro.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.