www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MANIFESTACIÓN DE LOS TRABAJADORES CONTRA LOS SINDICATOS

miércoles 21 de noviembre de 2012, 11:24h
En un excelente artículo, José Félix Pérez-Orive escribe: “O se toman en serio los sindicatos el librarse de su ayer, como hacen las empresas con sus productos trasnochados, y procurarse un futuro que venda, o veremos manifestaciones contra las centrales sindicales cuando tengan más poder que representatividad”.
La afiliación a los sindicatos se ha derrumbado en los últimos años con cifras que apabullan. Aparte las empresas públicas que pagan las cuotas sindicales, los trabadores en la empresa privada se sienten cada vez más divorciados de esos sindicatos convertidos en un suculento negocio a costa del dinero público. Y también en agencias de colocación.
La huelga general pertenece a tiempos pasados y no significa otra cosa que una manifestación política contra el Gobierno de turno. Se trata de operaciones trasnochadas para hacer daño político. No favorecen a los trabajadores. Por otra parte, las manifestaciones de protesta organizadas por Méndez y Toxo se nutren, salvo excepciones, por los empleados de los sindicatos y sus familias, por los colaboradores a sueldo y por los liberados que no dan un palo al agua. Las críticas de amplios sectores del trabajo crecen de día en día. No se comprende cómo Cándido Méndez puede llevar 18 años al frente de UGT. Ugetistas destacados hablan abiertamente de “la dictadura de Méndez”. Hay conciencia clara de que los sindicatos han puesto sus propios intereses por encima de los intereses de los trabajadores. Las Cajas, convertidas en Bancos muchas de ellas, se han arruinado, no todas pero la mayoría, por la administración nefasta de políticos y sindicalistas, haciendo daño al sistema financiero español donde los Bancos de gestión profesional figuran entre los mejores de Europa. Me decía un economista destacado que se sorprendió al ver en un hotel de lujo de Nueva York al presidente de una Caja quebrada acompañado de un séquito copioso con media docena de sindicalistas disfrutando del viaje gratis total y de la vida neoyorquina.
Tiene razón Pérez-Orive. No se trata de desmontar a los sindicatos sino de regenerarlos democráticamente. Si sus dirigentes no lo hacen, asistiremos a manifestaciones de los trabajadores contra las centrales sindicales. Al tiempo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.