www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

La "democracia continua" y los límites del decisionismo

miércoles 25 de junio de 2014, 17:32h
Entre lo mejor que he leído en los diarios del pasado fin de semana cabe mencionar el reportaje de la periodista Laura Di Marco, de La Nación, al prestigioso académico argentino Isidoro Cheresky quien en los últimos años se ha dedicado al estudio de las nuevas formas políticas y de expresión ciudadana.

En particular, me importa destacar dos tramos de la entrevista relativos a los cambios que se han venido operando en la política argentina, en algún grado semejantes a los producidos también en otras latitudes. El primero concierne al rol de los partidos políticos, los cuales, para Cheresky, ya no pueden definirse en función de los aparatos o estructuras tradicionales sino más bien apelando a la noción de “redes” o coaliciones que se generan en torno a liderazgos de gran popularidad.

En el segundo, quizá más revelador, Cheresky introduce el concepto de “democracia continua” a los fines de explicar el fenómeno de las movilizaciones y otras formas de protesta cívica que han dejado de ser una anormalidad para convertirse en un modo cotidiano de expresión de los ciudadanos. De ahí que los actos electorales ya no puedan ser considerados como una “cesión completa de la soberanía” por cuanto las “democracias continuas” suponen, precisamente, una forma permanente de pronunciamiento. De ahí también que estas democracias no se lleven bien con aquellos gobiernos que, como ocurre en la Argentina, actúan sin tener en cuenta el estado cambiante de la opinión pública y sobre la base de decisiones “poco argumentadas y poco deliberadas” que son parte de una práctica habitual y no tan sólo un recurso previsto para la emergencia.

Hasta qué punto la “democracia continua” contraría los presupuestos de la democracia representativa o puede verse, en su defecto, como un proyecto alternativo dentro aun de una misma tradición democrática es ciertamente tema de debate. Sin embargo, es un debate que vale la pena entablar y en el que voces como la de Cheresky tendrán sin duda mucho que aportar.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.