www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

Bruno Rodríguez: ¿la terapia rejuvenecedora del Politburó castrista?

viernes 14 de diciembre de 2012, 08:03h
Este martes el presidente de Cuba, Raúl Castro, elevó a los altares del hermético Buró Político del PCC, al ministro de Exteriores, Bruno Rodríguez, que con 54 años se convierte en el miembro más joven de un cónclave integrado por históricos de la revolución del 58. El nombramiento del canciller, devela el interés de La Habana por rejuvenecer las bases del partido comunista, que pese al congreso de 2011 y a las reformas que impulsa el hermano menor de Fidel, no termina por dar ese giro hacia la renovación que tanto demanda la longeva y octogenaria cúpula castrista. Que Rodríguez sea uno de sus miembros supone una especie de tratamiento “anti-aging”, para lograr este objetivo.

Quizá dicha decisión se deba a la coyuntura que presenta la enfermedad del socio y aliado venezolano, Hugo Chávez, primer patrocinador del régimen, que durante 14 años ha recibido un valioso oxígeno ideológico y financiero por parte de su hermano del sur. Una situación que definitivamente, junto a la omnipresente influencia del líder de la revolución cubana, ha ralentizado, el proceso de reformas en la isla. Ante la posibilidad de que el escenario pueda cambiar en Venezuela, a Cuba no le queda más remedio que medir sus alternativas si no hay Chávez en su futuro mediato.

Por lo que la vía más segura es intentar adaptarse a una geopolítica latinoamericana, liberal y ávida de nuevos mercados o vivir una crisis como la de la década de los noventa, tras el colapso del comunismo; y la mejor forma de hacerlo es inyectarle sangre fresca a su buró a fin de ir preparando una transición a mediano- largo plazo, ya que si bien, el chavismo tiene a un “delfín” muy bien apadrinado por los Castro que garantizaría la continuidad de la alianza Caracas-La Habana , el lobby oficialista no termina de arrimar su hombro por él.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.