www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

MONTORO GANA A LOS PUNTOS EL ÓRDAGO A RUBALCABA

miércoles 23 de enero de 2013, 15:38h
El sectarismo hace cometer errores pueriles a los partidos políticos. Era absurdo acusar al Gobierno del PP de preparar una ley enmascarada para que Luis Bárcenas pudiera beneficiarse de la amnistía fiscal. Los objetivos de esa ley estaban claros: recaudar más a costa de cobrar menos a los que se habían zafado en el extranjero de la presión fiscal española. Que Bárcenas saliera o no beneficiado era y es una anécdota menor.

La llaga en el PP, y ahí es donde debió hurgar el PSOE, consiste en si se ha producido o no financiación ilegal del partido. Otorgar complementos de sueldo o premios económicos a los que han hecho bien su trabajo es práctica inatacable si se hace con dinero legal, producto de las cuotas de los afiliados o de las subvenciones del Estado. El problema radica en si esas cantidades se han abonado con dinero negro, proveniente de mordidas o comisiones recibidas para pagar favores políticos.

Esa es la gran cuestión. Si el PSOE, los otros partidos, los medios de comunicación o los jueces no pueden demostrar una presunta financiación ilegal, los dirigentes del Partido Popular saldrán indemnes del colosal escándalo que se ha creado con este asunto y que ha indignado a la opinión pública. Por supuesto, no podrán eludir la responsabilidad en ningún caso aquellos que hayan recibido cantidades adicionales y no las hayan declarado a Hacienda.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.