www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

¿PERO QUÉ COÑO ES ESO DEL DERECHO A DECIDIR?

sábado 26 de enero de 2013, 18:01h
Con este título Luís María Anson publicó en el diario El Mundo el artículo que por su repercusión reproducimos a continuación.

“¿Tienen derecho los alaveses a decidir que su provincia no forme parte del País Vasco? ¿Tienen derecho los tarraconenses a decidir la escisión de Tarragona del resto de Cataluña? ¿Tienen derecho los cartagineses a decidir que Cartagena sea un Estado independiente como Austria o Suecia? ¿Tienen derecho los gaditanos a decidir que Cádiz no pertenece a Andalucía, al-Ándalus norte, sino que forma parte de al-Ándalus sur, integrándose en Marruecos?
¿Pero qué coño es eso del derecho a decidir? Ciertamente han existido y existen pueblos sometidos a colonialismo por la fuerza de las armas. La ONU estableció el derecho de autodeterminación para que los países sojuzgados pudieran desembarazarse del yugo colonial. Extender ese derecho a regiones o ciudades de países con muchos siglos de unidad nacional, como Francia, España o Dinamarca es solo una pirueta intelectual para mentes jibarizadas por el interés personal o por la desmemoria histórica.
El derecho a decidir tiene los límites propios del ámbito en que se mueve. Los habitantes de Torrelodones tienen derecho a decidir, por ejemplo, si prefieren gastarse su presupuesto en farolas de alumbrado público o en un carril bicicleta; los malagueños tienen derecho a decidir la contención del gasto de publicidad en la Costa del Sol; los castellano manchegos tienen derecho a decidir si destinan sus dineros a preservar el medio ambiente antes que a las obras públicas; y los catalanes tienen derecho a decidir todo aquello que a su entender mejore las condiciones de vida en Cataluña, dentro, claro está, de las leyes generales y el mandato de la Constitución.
Porque en España, tras cinco siglos de unidad nacional, el derecho a decidir sobre la soberanía de todos y de cada uno de sus territorios corresponde al conjunto de los españoles según el espíritu y la letra de la Constitución, que se aprobó por la voluntad general libremente expresada. Por supuesto que la Constitución no es ni perfecta ni eterna. Pero su reforma solo se puede hacer en el Estado de Derecho conforme a lo que la propia Constitución establece.
El derecho a decidir del que hablan Oriol Junqueras y su marioneta Arturo Mas es una invitación al golpe de Estado, una estratagema política y una trampa para incautos. Cataluña, como el País Vasco, como Galicia, como Andalucía, como Canarias, tiene derecho a decidir muchas cosas que conciernen a la vida de los catalanes, pero no aquellas que corresponden al conjunto de los españoles, no aquellas que arrollen las leyes vigentes o que excedan a la Constitución”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.