www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PUES CLARO QUE EL REY DEBE ABDICAR… CUANDO CUMPLA CIEN AÑOS

miércoles 25 de junio de 2014, 17:32h
Cadenas de radio, canales de televisión, periódicos de internet, me han preguntado amablemente durante toda la mañana: “¿Cree usted, señor Anson, que el Rey debe abdicar como ha hecho la Reina de Holanda?” Mi respuesta ha sido siempre la misma: “Pues claro que Don Juan Carlos debe abdicar… cuando cumpla cien años”.

El Rey está en su mejor momento de lucidez, de experiencia, de moderación. Es el equilibrio de la vida española, la mayor garantía para la estabilidad de la nación. A mí me parece que su presencia en estos momentos es fundamental y que está aportando a la vida española la serenidad necesaria para superar, no ya la crisis económica, sino la crisis política que nos zarandea.

Los que quieren desestabilizar el orden social reinante en España, los que desean la distorsión y la confrontación, apuestan por introducir en la comprometida situación actual la tensión adicional de una abdicación innecesaria y contraproducente. España precisa hoy más que nunca del prestigio y de la experiencia de Juan Carlos I. No solo no debe abdicar sino que lo conveniente es que prorrogue lo más posible, hasta que las fuerzas físicas le fallen, su presencia y su equilibrio en la Jefatura del Estado. Don Juan Carlos tiene largos años por delante. No sé si los 25 que le faltan para cumplir los 100 pero sí hay mucho tiempo para que los españoles continúen disfrutando de su eficacísima gestión en el arbi-traje y la moderación que el pueblo español le encomendó en la Constitución.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.