www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

BÁRCENAS: LA SOMBRA DE GARZÓN ES ALARGADA

miércoles 25 de junio de 2014, 17:32h
El pasado 3 de febrero, cuando nadie había aludido al juez Garzón en el asunto Bárcenas, Luis María Anson dirigió al presidente del Gobierno en el diario El Mundo, la carta pública que reproducimos a continuación:

“Querido presidente…

¿Le entregó el sinuoso Bárcenas a Baltasar Garzón la documentación que El País ha hecho pública? ¿Quiso el tesorero felón ganarse el favor del juez entonces estrella, hoy estrellado? ¿Dejó en manos de Garzón además de lo ya publicado, los recibís que pondrían en marcha la caravana de las dimisiones? ¿Los guardó para quedarse con la última carta del chantaje al Partido Popular?

En El País niegan que el confidente filtrador haya sido Baltasar Garzón aunque saben que, desde hace dos años, el juez guardaba la documentación del escándalo. Todo son conjeturas que meten también en el ajo a Cristóbal Páez y a una destacada dirigente política.
Entre tanto rebuzno interesado, yo investigaría, si no me diera tanto asco, las riberas de Garzón. Tal vez el juez no haya maniobrado de forma directa pero quizá sí a través de intermediarios discretos. Se equivocan los que creían que Baltasar Garzón estaba abrasado. La vanidad se aplasta pero no se liquida. Pocos personajes existen en España con mayor afán de protagonismo que Garzón, con una tan desmesurada ambición. Es la vanidad que galopa hacia la anhelada silla curul. No será fácil desarzonar al jinete del venablo vengador.

El juez proscrito aspira a retornar por la puerta grande de la política, cerrados para él los portones de la judicatura. Jugará en cuanto le sea posible la carta de encabezar una coalición de la izquierda radical. Lo primero que necesita para tomarse el desquite es desmontarte, querido presidente, del potro monclovita. Si la aventura económica te saliera bien y España recuperara el crecimiento y la prosperidad habría Mariano Rajoy para rato. De ahí los frenéticos ataques que te acosan y que te obligaron ayer a salir de la impavidez recomendada por Pedro Arriola, tu eminencia gris, hombre, por cierto, muy seguro en sus errores. Estuviste acertado, sobre todo al anunciar que tu declaración de la renta la podrá consultar a partir de mañana cualquier ciudadano, al asegurar solemnemente que “ni has recibido ni has repartido dinero negro”.

Lo peor que podrías hacer, lo peor que tal vez hayas hecho, es desdeñar la inteligencia del exjuez y darle por fallecido. Los muertos que vos matáis gozan de excelente salud. Garzón es, tal vez, un cadáver judicial pero no es un cadáver político. Sus partidarios, muy numerosos, le mantienen vivo. Su vanidad le estimula. Su deseo de venganza clama al cielo. Analistas muy sagaces no descartan que el zarandeo que está descuartizando al PP por él haya sido provocado. Demos tiempo al tiempo, porque no es fácil anestesiar a la sociedad española y que olvide. Como decía Valente, por las venas del pueblo circula siempre la sangre sonora de la libertad”.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.