www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

CORINNA, TORRES, URDANGARÍN

lunes 25 de febrero de 2013, 12:08h
El diario El Mundo ha puesto las cosas en su sitio. Se terminaron las especulaciones. Corinna no ha percibido un euro del dinero público español. Su relación con Torres se reduce al cero zapatero. A Urdangarín trató de buscarle empleo sin más compromisos.
Resulta lógico, aunque sea miserable, que Torres haya encendido el ventilador en el estercolero para difuminar sus trapisonderías. Lo está haciendo a conciencia del daño institucional que su conducta produce. Se ha equivocado. De poco le van a servir sus manipulaciones y sus insidias. Urdangarín, por su parte, tras cumplir con su deber al decir la verdad sobre la Infanta Cristina y la Casa del Rey, deberá enfrentarse con la realidad y pagar, también con la cárcel, si el juez le considera culpable.
Lo que resulta especialmente lamentable es que algunos políticos hayan aprovechado una situación coyuntural, especialmente penosa, para dedicarse a la insidia contra la Corona, institución que 37 años después está instalada por la opinión pública en segundo lugar, tras las Fuerzas Armadas, del apoyo popular; los partidos políticos, en cambio, ocupan el tercer lugar entre los diez grandes problemas que agobian a los españoles. Resulta incongruente que algunos líderes políticos tiren piedras contra el tejado ajeno cuando el suyo es de fragilísimo cristal.
En un admirable editorial, Pedro J. Ramírez escribe hoy que Corinna ha puesto “en evidencia a Torres y a Urdangarín”. Y así es. Los chanchullos de ambos están localizados, por mucho que Torres se esfuerce en esparcir basura para disimular la dimensión de su propia escombrera.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.