www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

¿Qué le pasa a Rubalcaba?

viernes 08 de marzo de 2013, 18:20h
Alfredo Pérez Rubalcaba lleva treinta años en la política. Ha sido ministro con Felipe González, vicepresidente con Zapatero y ahora lidera a un PSOE hundido en la miseria. Es un hombre brillante, astuto, gran negociador, encantador (quizás de serpientes). Conoce las cloacas del Estado mejor que nadie y le regaló la primera victoria a Zapatero al movilizar a la izquierda en contra del PP cuando estalló la tragedia del 11-M. Es más listo que el hambre y no tiene escrúpulos. Bueno, el que tenga escrúpulos no tiene cabida en la política española.

Pero ahora anda más despistado que un pulpo en un garaje. No es capaz de sacar al PSOE del agujero negro, se arruga con los socialistas catalanes, con los gallegos y con el primero que le plante cara. Es verdad que le ha tocado bailar con la más fea. La herencia que le dejó Zapatero fue para echarse a correr. Pero, aun así, la oposición que le hace a Rajoy es torpe y cambiante. Un día quiere quedar bien con los duros del partido y saca pecho e insulta al más pintado. Y, al siguiente, pone cara de bueno y se ofrece negociar los asuntos de Estado con el Gobierno.

Va dando bandazos y ya no sabe qué hacer. Pese a la aguda crisis económica, el desempleo desbocado que sufre el Gobierno de Rajoy, el caso Bárcenas y ese infinito etcétera que padece el Ejecutivo no le sirven para nada. En las encuestas, el PSOE sigue cayendo por el precipicio. Y dentro de su partido la guerra es sin cuartel. Rubalcaba ha perdido la credibilidad y le crecen los enanos, los opositores y todo bicho viviente.

Ya ha prometido que en un tiempo, indefinido por ahora, el PSOE celebrará primarias para elegir al candidato que se enfrente a Rajoy en las próximas elecciones generales. Carmen Chacón lleva en primera fila desde hace siglos, pero no parece que la catalana, aunque ganara, sea la persona adecuada para liderar a este PSOE en caída libre. Y menos Tomás Gómez que anda como loco por ponerse a la cabeza del PSOE, pese a los empellones que le dio Esperanza Aguirre cada vez que se enfrentó a él en las urnas. Rubalcaba, pese a todo, es capaz de volver a ganar. Y, si cambia de actitud y de estrategia, puede sacar al PSOE del agujero. Todo un reto.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.