www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

RUZ, BERMÚDEZ, RAJOY Y RUBALCABA

jueves 28 de marzo de 2013, 11:44h
El espectáculo no ha podido ser más deprimente. Dos jueces peleándose por instruir una causa de clarísimo calado político. La Justicia comprometida en su independencia, la opinión pública atónita.

A nadie se le escapa que la pretensión de socialistas y comunistas para que los papeles de Bárcenas recayeran en las manos del juez Bermúdez tenía como objetivo final una sentencia que decretara la financiación ilegal del Partido Popular. Era el camino más claro para fragilizar a Rajoy y para acosarle con la convocatoria de elecciones anticipadas. En ellas, el PP vencería pero no por mayoría absoluta, lo que despejaría el camino para un Frente Popular como en Andalucía.

La Audiencia ha puesto mesura en la colisión entre los dos jueces. Le ha dado la razón a Ruz y ha zanjado el despropósito ante la opinión pública. Pero el mal está hecho. Son ya demasiados los casos de zarandeo impuestos a los jueces por los partidos políticos. Ni el Tribunal Constitucional ni el Consejo General del Poder Judicial se libran del acoso político. Se trata de liquidar definitivamente a Montesquieu y de evitar un poder judicial independiente. Por fortuna, la pretensión de los partidos políticos colisiona con la profesionalidad de la inmensa mayoría de los jueces y magistrados, dispuestos a administrar la Justicia desde la independencia, conforme a la Constitución.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.