www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

PRESENTADORA

Mercedes Milá: "Ya no me pongo colorada; sólo llevo rojo el corazón"

viernes 29 de marzo de 2013, 15:32h
Mercedes Milá, presentadora del reallity show "Gran Hermano", que ya va por su decimocuarta temporada, asegura que nada le produce pudor, sobre todo, las cosas relacionadas con el cuerpo.
"Me da risa, pudor no, porque a mí pudor no me da nada, sobre todo lo relacionado con el cuerpo", dice Mercedes Milá en una entrevista con "La hora de Luján", el programa de radio que presenta y dirige Luján Argüelles en colaboración con la Agencia Efe, realizada antes del polémico episodio que protagonizó esta semana en "Gran Hermano". Milá dejó que un concursante le bajase la cremallera que cerraba su vestido por delante y se quedó a la vista del público en ropa interior.

La periodista, a punto de cumplir 62 años, no se plantea cuántos años más seguirá en el candelero: "Yo vivo al año, no al día. No me planteo hasta cuándo (...) También puede pasar que la gente diga 'basta'", reflexiona.

Tras afirmar que no le preocupa "nada", sino que le alegra cumplir años, la famosa entrevistadora señala que solo espera "vivir una vejez más digna de lo que en este momento están teniendo muchos españoles, a los que cierran sus residencias sin advertirles, o no les atienden en los hospitales como se debe".

Aunque ella hace lo que puede por retrasar ese momento. Hace muchos años que no fuma y tampoco toma alcohol, explica, porque le diagnosticaron un problema en el hígado y dejó de beber por completo. Es muy interesante -apunta- porque "cuando pasas a ser abstemio, tienes que dar explicaciones mañana, tarde y noche".

Milá mantiene en secreto a su nuevo amor, de quien -sin pudor, de nuevo- publicó una foto del torso desnudo, en pleno proceso de quitarse la ropa, en el blog que mantiene en la web de Telecinco, al que llama "Lo que me sale del bolo".

A pesar de su largo historial como entrevistadora en radio y, sobre todo, televisión, la periodista asegura que ha aprendido a escribir cada día gracias a ese blog. Textos que acaban de salir a la venta convertidos en un libro.

Milá reconoce que la edad le ha endulzado el carácter y le ha quitado la gran timidez que tenía de niña. "Se me pasó y pasé al otro lado de la balanza". Y concluye: "Ahora me hacen pasar vergüenza algunas cosas, pocas, ya no me pongo colorada. Sólo llevo rojo el corazón".