www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

DON JUAN Y LAS FOTOGRAFÍAS

lunes 08 de abril de 2013, 13:55h
Hay cosas que no merece la pena ni desmentirlas. Afirmar que Don Juan de Borbón cobraba dinero por las fotografías que firmaba es tan absurdo que, desmentirlo, solo contribuye a agrandar el despropósito. A pesar de eso, aplaudo a Alfonso Ussía que, desde su lealtad indiscutida, ha dedicado un artículo a desmontar las afirmaciones del fotógrafo Cardoso.
Durante largos años era difícil acudir a la casa de cualquier persona relevante en España en la que no figurara una fotografía de Don Juan en el salón. El Jefe de la Casa Real Española recibía todos los días peticiones de fotos, sobre todo después de matrimonios. Eugenio Hernansanz se las presentaba para que las firmara. No todas. Cuando tenía dudas me enviaba el nombre de los aspirantes para que yo contestara quiénes eran. Me ocupaba entonces de hacer un breve informe y se lo enviaba a Villa Giralda. Hice ese trabajo durante muchos años de la forma más discreta. En la mayor parte de los casos los peticionarios no enviaban las fotos que querían. Amer Ventosa había realizado una serie de fotografías convencionales en las que el Rey de derecho aparecía solo o bien acompañado por Doña María. Por supuesto, Don Juan no solo no cobraba un céntimo por esas fotos -muchos centenares todos los años- sino que las regalaba a los que las habían solicitado.
Es este un asunto tan miserable que no vale la pena hablar de él. Alfonso Ussía lo ha hecho y yo, que participé durante muchos años en la comprobación de los beneficiarios de aquellas imágenes, confirmo lo que él afirma
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de El Imparcial

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.