www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

REACCIONES

La comunidad educativa se mueve entre el rechazo y la conformidad mientras IU y PSOE confían en un "corto" recorrido

viernes 17 de mayo de 2013, 17:15h
La aprobación de la Ley para la Mejora de la Calidad Educativa en el Consejo de Ministros de este viernes ha sido acogida con rechazo por buena parte de la comunidad educativa. También han expresado su disconformidad representantes de IU y PSOE, además de algunos gobiernos autonómicos, como los del País Vasco, Andalucía o Canarias.
Los sindicatos de docentes y las diversas organizaciones de centros y alumnos han reaccionado de distinta manera ante el proyecto de Ley para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) que este viernes ha aprobado el Consejo de Ministros, moviéndose entre el rechazo, la frialdad o la conformidad.

Así, entre los sindicatos, CSIF ha augurado en un comunicado que la ley "durará lo que dure el ministro", pues nace "muerta" y tendrá poco recurrido, pues ninguna norma prosperará "si da la espalda al profesorado".

La Federación de Enseñanza de CCOO ha opinado que el Consejo de Ministros ha hecho "oídos sordos" a las recomendaciones del Consejo de Estado y que el ministro José Ignacio Wert condena a la educación a la "degradación" progresiva por aprobar la reforma con el "rechazo" de toda la comunidad escolar.

En la misma línea, FETE-UGT ha afirmado que el proyecto de Lomce genera "incertidumbre" en aspectos "esenciales" como la educación en valores, la "segregación" educativa por sexos, la memoria económica o la regulación de la escolarización en castellano en CCAA con lengua cooficial, que generará "un conflicto innecesario".

Estos dos sindicatos forman parte de la Plataforma Estatal por la Educación Pública, junto a padres y alumnos, que convocaron una huelga general educativa el 9 de mayo contra la Lomce.

Por su parte, la Comisión Permanente de la Conferencia de Decanos de Educación ha señalado su "profundo desacuerdo" con la reforma educativa defendida por el ministro Wert, al considerar que es necesario no segregar en edad temprana a los alumnos al plantear itinerarios como hace la Lomce o que se dedica en ella "escaso tratamiento" a la educación infantil.

Escuelas Católicas ha acogido con "frialdad" el nuevo proyecto de ley educativa porque cree que no garantiza la resolución de los problemas del actual sistema educativo y no ha habido "un diálogo productivo en su proceso de elaboración".

El presidente de Educación Sin Fronteras, Héctor Litvan, ha exigido la retirada de la reforma, ha abogado por un gran pacto social por la educación y ha manifestado que "hoy estamos de luto por la educación".

Similar opinión tiene el Consejo de la Juventud de España, que ha expresado que la Lomce generará "desigualdad" y nos aleja de los sistemas educativos europeos.

En concreto, "la eliminación del poder de los Consejos Escolares y la cesión de autonomía al director del centro sin una mínima rendición de cuentas" es, para este consejo juvenil, el punto más criticado.

La Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes (Canae) ha dicho que la Lomce es un proyecto de ley que ha sido elaborado "sin diálogo con la comunidad educativa, sin un diagnóstico previo en profundidad de los problemas de nuestro sistema, sin debate social y, sobre todo, sin voluntad de buscar soluciones compartidas".

"Estamos ante otra reforma educativa de partido, algo nefasto en un país que lleva con ésta siete reformas educativas", ha comentado esta confederación estudiantil.

Por contra, la Confederación de Padres de Alumnos (Cofapa) ha valorado que con la Lomce se da un paso más hacia la libertad de enseñanza y mejora de la calidad Educativa, y contribuirá a mejorar la calidad del sistema educativo y reducirá el fracaso escolar.

Desde la Confederación Católica de Padres de Alumnos (Concapa) se ha expresado "satisfacción" con la reforma al suponer "un cambio sustancial del modelo educativo que venimos padeciendo, un sistema que conducía a un alto e inaceptable nivel de fracaso escolar".

Sin embargo, Concapa ha apuntado varias "carencias" en la Lomce, como las referidas a medidas innovadoras para mejorar la Educación Infantil y Primaria o para equiparar los alumnos de la enseñanza pública y la concertada en los niveles de grado medio y Bachillerato.

La Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE) ha manifestado su "conformidad" con la Lomce a la vista de la alta tasa de abandono escolar y los muy bajos resultados de competencias y capacidades; así ha valorado las evaluaciones externas que impone la reforma o que se faculte a las autonomías poder concertar al menos toda la etapa de Primaria y de ESO.

PSOE e IU muestran su disconformidad
La vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, ha acusado al Gobierno de recuperar el "catecismo", la "desigualdad" y la "segregación" en la escuela pública con la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (Lomce) que aprueba hoy el Consejo de Ministros.

"Es una ley que nos retrotrae muy atrás y que no va a conseguir una mejor calidad sino todo lo contrario, y va a comprometer seriamente el futuro de nuestros hijos", ha denunciado Valenciano en los pasillos del Congreso. La 'números dos' del PSOE considera que esta reforma educativa será recordada como la ley que "quebró el principio de igualdad en la escuela".

"Hoy es un muy mal día para la educación en España", ha alertado Valenciano, que ha subrayado que la ley ha sido rechazada "por todos", padres y madres, alumnos, profesores, sindicatos y partidos de la oposición lo que, a su juicio, demuestra la "incapacidad absoluta" del Gobierno para el diálogo.

Preguntada si el PSOE se plantea recurrir la ley ante el Tribunal Constitucional, ha avanzado que lo primero que hará su partido será intentar cambiar la norma en el trámite parlamentario. Confía Valenciano en que la ley tenga un recorrido "corto" y ha anunciado que el PSOE la cambiará radicalmente en cuanto llegue al Gobierno.

Por su parte, el coordinador federal de IU, Cayo Lara, ha lamentado que el ministro de Educación, José Ignacio Wert, "pase olímpicamente" de la opinión de la comunidad educativa. "El ministro de los talentos es el ministro con menos talento de la democracia", ha denunciado Lara, que cree que la reforma de Wert es uno de los "mayores ataques" contra la escuela pública que rompe además la "igualdad de oportunidades".

A su juicio, la reforma propuesta por el Ejecutivo incorpora al sistema educativo "elementos de clase" y convierte la educación "en un negocio para unos cuantos". "No puede ser que todo el mundo esté equivocado", ha recalcado Lara, que ha criticado que Wert haya decidido seguir adelante con su proyecto a pesar de que se haya enfrentado a todos los niveles de educativos, desde infantil hasta la universidad.

Rechazo de algunas Autonomías
La consejera vasca de Educación, Cristina Uriarte, ha advertido hoy de que el Gobierno vasco adoptará "todas las medidas" que estén en su mano para evitar que se aplique en Euskadi la reforma educativa y ha dejado abierta la posibilidad de acudir incluso al Tribunal Constitucional (TC).

Uriarte ha recalcado que al Gobierno vasco "no le gusta, en absoluto el anteproyecto de ley", ya que, por un lado, supone una "invasión de competencias" y, por otro, "nos lleva atrás" con su "tratamiento de las lenguas cooficiales". Ha señalado que ahora comienza el "debate parlamentario" y habrá que ver los "avances" que se puedan conseguir, aunque ha reconocido que no tiene "muchas esperanzas" dada la composición de la Cámara y la "postura" del ministro de Educación, José Ignacio Wert.

Cristina Uriarte ha comentado que tampoco conocen el texto concreto tratado hoy en el Consejo de Ministros y si se han introducido cambios respecto al que conocieron el pasado mes de febrero, aunque "mucho han tenido" que variar "las cosas" para que el Gobierno vasco no se posicione en contra.

Mientras, la Junta de Andalucía espera que en el Congreso de los Diputados no se cometan los "errores" que se han producido en el Ministerio de Educación con la reforma educativa después del "fracaso estrepitoso" del ministro, José Ignacio Wert. La consejera de Educación, Mar Moreno, ha señalado a Efe que "siempre hay esperanza de mejora" y principalmente "disposición de diálogo" para evitar que se apruebe "la ley de la discordia educativa, la de menos respaldo de la democracia".

"Lo que ha aprobado el Gobierno es la ley con menor respaldo y contestación de la democracia", ha insistido la consejera, quien considera que la Educación necesita "consenso y no discordia".

Sin embargo, ha indicado que es difícil que el Congreso "empeore una ley que el ministro ha secuestrado de la sociedad y de la comunidad educativa", ya que ha criticado que no se hayan admitido aportaciones y se haya elaborado la norma "sin escuchar". Ahora será "responsabilidad del PP" que en el Congreso sea posible el consenso que reclama la Junta o que se siga "sembrando la discordia", ha añadido.

Moreno considera que el ministro "ha fracasado estrepitosamente en conseguir una ley con un mínimo de respaldo de la comunidad educativa" y que ha demostrado su "incapacidad" para negociar. Al ser preguntada sobre el retraso en la aprobación, ha indicado que cree que las movilizaciones de la pasada semana sirvieron y que "es posible que el PP quiera cambiar de escenario la LOMCE".

El vicepresidente del Gobierno de Canarias y consejero de Educación, Universidades y Sostenibilidad, José Miguel Pérez, ha calificado de "gran error" la aprobación de la Lomce, pues la educación necesita reformas acordadas y que duren en el tiempo.

"El sistema educativo necesita reformas, pero reformas acordadas, no sólo por las fuerzas políticas, sino por el conjunto de la comunidad educativa, y necesita reformas que puedan aspirar a durar en el tiempo y durar mucho, hasta ahora eso no lo estamos viendo", asegura José Miguel Pérez.

Según el vicepresidente y consejero, se trata de una ley "que no está bien meditada y que va en dirección opuesta, en su contenido general, a lo que hoy Europa recomienda sobre sistemas educativos, que es mirar hacia el futuro y no hacia el pasado". Para José Miguel Pérez "esta ley nos retrotrae muchas décadas atrás, tiene un fortísimo componente ideológico, es la imposición del mayor conservadurismo, que en estos momentos está presente en la vida pública, en el ámbito educativo".

A su juicio, esta ley va a traer un muy serio problema a las comunidades autónomas a la hora de ponerla en marcha porque, contrariamente a lo que dice la norma respecto a que no tendrá coste, lo tendrá, como se indica en su memoria económica contradictoria, y este coste lo cargará a las espaldas de las comunidades autónomas".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios