www.elimparcial.es
ic_facebookic_twitteric_google

critica ópera

Teresa Berganza: "La inseguridad me ha hecho ser mejor cada día"

jueves 13 de junio de 2013, 09:50h
El Teatro Real celebrará una Gala Homenaje a Teresa Berganza, una de las voces más importantes de la historia de la ópera, como celebración de su ochenta aniversario y en reconocimiento a la trayectoria profesional.
El próximo día 21 de junio el Teatro Real celebrará una Gala Homenaje a Teresa Berganza como celebración del ochenta aniversario de la mezzosoprano española y en reconocimiento a la trayectoria profesional de una de las voces más importantes de la historia de la ópera.

La protagonista de la gala, es decir, Teresa Berganza, no quiere, sin embargo, conocer nada sobre los detalles de la misma. “Me quieren decir quien va a cantar, pero yo no quiero saberlo”, aseguraba a los medios este miércoles, declarándose profundamente emocionada por el que ha calificado el homenaje más grande que le van a hacer. “Ya he preguntado si va a tener un médico ese día, porque con tanta sorpresa, no sé qué puede pasar”, bromeaba la genial cantante. “No sé si me lo merezco o no, pero estoy encantada de que me hagan un homenaje tan importante en el Real, que, además, es el teatro de mi pueblo, aunque, por desgracia, haya llegado tarde para poder cantar una ópera. Porque yo no sólo he nacido en Madrid, en la calle San Isidro, si no que siempre he vivido en Madrid. No me he ido a Montecarlo o a Nueva York”.

Lo que sí ha hecho durante su larga y exitosa carrera profesional ha sido, por supuesto, viajar mucho. En realidad, aunque bastante menos, Teresa Berganza continúa viajando para impartir sus clases magistrales a alumnos de todo el mundo. “Mi padre me llamaba la ‘divina impaciente‘, así que aún me parece mentira la paciencia que ahora tengo con mis alumnos. Es apasionante trabajar con los jóvenes”. Asegura que no tiene nostalgia. Dice que no puede sentirla, porque en esta vida lo ha tenido todo y que, cuando llegó el momento – “un día me quedé sin voz” –, dejó los escenarios, pero no la música. “Yo le debo todo a la música, nací para la música. He vivido y sigo viviendo para la música. Y hablo de la música en general, escucho ópera pero también a Mahler o a Chopin”. En cuanto a la música actual, afirma rotunda que no es retrograda, sino cabezota: “Mis gustos y pasiones los llevaré hasta la muerte. No me va a cambiar nada. Si hay algo que me gusta, no me interesa descubrir otra cosa”.

PIE DE FOTOSin embargo, los discos que hasta ahora no había querido escuchar han sido los suyos propios. Nada menos que 200 discos grabados a lo largo de su carrera, que no se atrevía a oír por miedo a que algo no hubiera salido bien. “Ahora es cuando estoy escuchándolos y estoy muy contenta de hacerlo, me pregunto cómo no lo hice antes, pero, en realidad, siempre fui tremendamente insegura, aunque esa inseguridad me ha hecho ser mejor cada día. Siempre he sido, además, muy exigente conmigo misma”. También muy pasional, aunque, en sus propias palabras, “la pasión a veces es peligrosa”. En lo que tampoco ha cambiado – ella asegura que nadie cambia nunca – es en la humildad que le enseñaron sus padres. “He vivido todo esto como si fuera Cenicienta, y hasta hoy, cuando he llegado aquí, sigo diciendo qué bonito, qué suerte tengo, por qué a mí”. Por eso, afronta la Gala del día 21 “como si tuviera que cantar una primera”. Confiesa, incluso, que ya duerme mal, que lo único que quiere saber es que ese día tiene que ponerse guapa para acudir al teatro de la Plaza de Oriente con un pañuelito en el bolso para secarse las inevitables lágrimas.

La recaudación obtenida en el concierto servirá para financiar el proyecto Pedagógico del Teatro Real y, además del ingreso de las entradas, contará con una Fila 0 y una cena de gala. Los maestros Sylvain Crambeling y Alejo Pérez serán las batutas encargadas de dirigir al Coro y a la Orquesta Titulares del Teatro Real, a los que se unirán reconocidas voces del panorama internacional como Carlos Álvarez, María Bayo, Annick Massis y Jose Van Dam, junto a jóvenes promesas y otros artistas consagrados cuyos nombres se mantendrán en secreto hasta la noche de la Gala. Por otra parte, no faltarán en el programa obras de Mozart y Rossini, de los que Berganza ha sido representante emblemática, pero habrá también espacio para la música española en homenaje a su alma castiza.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios